Sobra la confianza en el equipo de Bogeyman

Posted on 7 marzo, 2012

0


Por Simón Mitagstein
Pasan los años y la vigencia de don Juan Esteban Bianchi sigue intacta, para placer de los que verdaderamente gustan de las carreras de caballos. Dueño de un currículum difícil de igualar El Paisano, como se lo llama entre sus pares, está a punto de ser protagonista de otra carrera importante, esas que se cansó de ganar cuando los éxitos eran mucho más frecuentes, allá por los 70’y 80’.
Será en el Gran Premio Latinoamericano (G 1-2100 m-arena), a disputarse el sábado próximo en Palermo, la catedral del turf nacional, y su carta será Bogeyman (Editor’s Note).
Acerca de la actualidad del caballo que defiende los colores de la caballeriza santafesina Keyser Soze, quedó claro en la charla que sus esperanzas de triunfo son muchas.
“En esta tipo de clásicos, además de tener a los caballos bien preparados, hay que contar con un poquito de suerte, porque son desarrollos muy difíciles, de esos en los que aún teniendo un caballo, se puede perder” sentencia y, sin ser demasiado exigido, agrega: “El desarrollo es muy importante”.
-¿Y cómo piensa que será el trámite para su caballo?
-Lo ideal hubiera sido un lugar en el primero de los cuerpos, porque creo que van a tener ventaja al correrse sobre 2100 metros, una distancia desconocida en Palermo y con el primer codo muy encima. Pero tocó el 14 y habrá que arreglarse.
-¿Cómo se viven los días previos a una carrera de tanta importancia?
-Para mí todos los días son iguales. Yo reviso a los caballos siempre antes de salir a trabajar y no soy de ponerme ansioso antes de una carrera. ¿Por qué? Porque sé que el trabajo está bien hecho, que tengo un caballo que sirve y que, si ha llegado a estas instancias, es porque tiene condiciones. Además, en el caso de Bogeyman, está impecable. Ya lo conozco de memoria y es de esos caballos con los que no necesito del reloj para saber su estado, me interesa la acción y la sanidad, nada más.
-¿Si habría que definir a Bogeyman, cuales serían sus palabras?
-Que es un caballo serio. Que no fue precoz y por eso tuvimos la suerte de comprarlo de segunda mano. Luego, con el tiempo, se completó, creció físicamente y ahora corre mucho. La historia dice que sólo ganó en el pasto ¿Si me preocupa que ahora la cosa sea en la arena? No, porque nunca lo metí al pasto antes de una carrera y trabaja en la cuarta pista siempre muy bien. Pero, si usted busca en su campaña, en la arena también tiene carreras buenas.
Finalmente se le pide a Don Juan que arriesgue un resultado y no le saca el cuerpo al compromiso. “Mi caballo está muy bien y si bien la carrera es brava, lo creo en condiciones de ganar.
-¿De los rivales?
-En este nivel, todos son rivales de cuidado si bien considero que los argentinos son los que mejores posibilidades de triunfo tienen, porque ser local siempre es ventaja.
El primer Latinoamericano para la Argentina, en 1989 en La Plata, tuvo como protagonista al mismo Juan, en aquél memorable 1-2 de sus caballos Savage Toss (Egg Toss) y Octante (Babor). ¿Repetirá la historia?

Nicolás M. Ferro, confiado
Todavía en el mundo del turf argentino la figura del manager no es bien comprendida. ¿Para qué sirve?, es la pregunta que muchos se hacen. Nicolás Martín Ferro es uno de ellos, pues, además de ser entrenador, maneja a la caballeriza Keyser Soze, los colores que representa Bogeyman.
“Básicamente soy un poco el nexo entre el cuidador y el propietario, que por ahí por sus obligaciones no tiene tiempo suficiente para estar en el día a día. Lo mío pasa por convivir con los entrenadores y, como yo también lo soy, tengo muy buena relación con ellos. Nos juntamos, miramos las campañas de los caballos, buscamos en la programación lo que más nos conviene; es un poco estar encima de todo lo cotidiano, opinar a veces y tenerlo al boss al tanto de las novedades”.
Vendido Thunder One (Thunder Gulch), la última aparición fulgurante de la divisa, todas las esperanzas hoy están depositadas en Bogeyman, y su desempeño en el ya inminente Gran Premio Latinoamericano. Nico, también tiene su opinión formada acerca del caballo de la casa.
“Estamos muy tranquilos. Para Carlos -Felice, el propietario- es un orgullo muy grande estar en esta carrera y para todo el equipo también. Pensamos vivir al máximo esta fiesta, es algo que no se vive muchas veces. Además estamos conexpectativas sabiendo que el caballo está bárbaro después de ganar a lo bueno el Martínez de Hoz (G1). ¿Por qué no soñar con un triunfo?”.
-¿Como lo viste en los trabajos previos?
-Muy Bien. Juan -Bianchi, su entrenador- lo pasó 1400 metros en la pesada y echó 1m30s, fácil en todos lados. Mañana -por hoy- hará su partida final pero el caballo ya está listo. Don Juan le tiene mucha fe y solo falta esperar que no suceda ningún imprevisto antes de la carrera.
-¿Qué es más difícil ser manager o entrenador?
-Difícil es la pregunta (risas). Yo disfruto mucho esta etapa con Keyser Soze. Hemos tenido muy buenos resultados en los últimos tiempos, estoy contento porque disfruté caballos como Lingote de Oro (Orpen), Thunder One y ahora Bogeyman. En poco tiempo ganamos cinco grupos uno, así que como manager no me puedo quejar. Pero la cuida me encanta, es una pasión y espero que este año se me de ganar un grupo uno como entrenador.
Anda derecho el stud de Carlos Felice y quién le dice, amigo lector, que el sábado Bogeyman no sólo le de un triunfo a la Argentina, sino permita también que todo el equipo festeje a lo grande. Después de todo el trabajo bien hecho, profesional, merece un premio en el máximo nivel.
TURF DIARIO