Ángel Relámpago sucedió a la lluvia y atrajo miles de “campanas en la noche”

Posted on 27 marzo, 2012

0


Por Pablo Gallo
La Copa UTTA 2012 gozó su brillante puntapié inicial en el Hipódromo de Gualeguaychú, allí donde en febrero de 2009 el local Gran Mateo rompía el cascarón para ilusionar al alicaído Turf del Interior con este genuino campeonato federal itinerante.
Y fue el santafesino Ángel Relámpago el encargado de comenzar la cuarta temporada de la serie, conducido al dedillo por su trainer, el profesional Daniel Rubén.
Antes, dos o tres chaparrones fuertes mojaban la cancha y jaqueaban la jornada. Pero la afluencia de público no cesaba, y a media tarde el lleno era casi total, para satisfacción de la dirigencia y el Intendente de la ciudad entrerriana.
Llegamos a Gualeguaychú, la que persiste en su batalla desigual contra la papelera de Botnia, más allá de las 12:40. Habíamos salido a las 9 de la matina de Capital Federal, pero el chofer de la combi pasó de largo en la entrada a Zárate-Brazo Largo, y si el “Negro” Sarachi no se avivaba, seguíamos hasta Rosario. Al cruzar el puente por encima del majestuoso Paraná Guazú, hubo algunas cargadas para el piloto, mientras charlábamos de turf con el crack Luciano Zylber (te datié mal…), el “Gordo” Barricala, el “Tordo” López Oliva y Simón Mitagstein. Para Osvaldo Martínez, “Claringilla” y palmera, pues roncaba parejo.
Ya en el circo, previo asadito muy bien regado en mesa compartido con el pibe Diego Trubba y Sra., tuvo el honor de integrar el jurado para la elección de la Reina del Turf. Y entre pasada y pasada, se corrió el Premio “Revista TODO A GANADOR” (450 mts.), con un epílogo infartante entre Chiqui, Gelita y Viejo Feliz. El trapo verde no bajaba, y al cabo de 15 minutos la foto cantó VM para el primero, un concordiense guiado por el joven jinete Javier Zárate, quien se llevó la copa instituida por la green.
En la pasarela, el talento natural del crack Diego Romero y la belleza de la simpática Alejandra Maglieti deleitaban a los espectadores, que cinchaban por sus favoritas. Subieron Altair Domingos, Rodrigo Blanco y Juan Cruz Villagra, sumándose al evento con la mejor onda y repartiendo por el aire las remeras de UTTA-OSPAT.
Y en una votación muy reñida prevaleció Analía Sánchez, una alazanita de ojos marrones y físico imponente con el Nº2 en el mandil, secundada por Bettina Distanza (la fija de Marcelo Durán) y por los ojazos de Camila Villagra. Acerté la vencedora y erré el gancho con una Nº9, morocha perfecta que en el desfile con ropa de noche parecía comerse los chicos crudos.
Caminando por el “hipo” me crucé con “Toly” Paiva, chocho por el impacto de su pupila Recent Glory en la 4ª prueba, con los colores del “Don Coquera”; y ahí nomás con el popular “Tato”, que retiró del pesaje en 8ª a Babilas Bell, de las sedas “Tape Viejo”; todavía dolorido por un accidente automovilístico, el ladero del querido “Gobierno” le mandó un afectuoso saludo a la numerosa banda de TAG.
Ariel Palacios, Eduardo Hallier, Facundo Jarcovsky y el “Ruso” Tajomisski también andaban vestidos de jockeys. Y en eso me abraza Francisco Lázaro Pedrozo, afincado desde 2001 en Gualeguaychú: “Estoy cuidando unos caballitos, mi pibe Jonatan corre, y acá estoy contento”, sintetizó el látigo oriundo de Concepción de La Sierra (Misiones), en el límite con Brasil, y “aprendiz de moda” en el Bosque a fines de la década del 70’, luego de egresar de la Escuela de San Isidro junto a Jorge Valdivieso. “En el living de mi casa tengo un cuadro grande con tu viejo y Eduardo Jara, no sabés qué foto”, me tiró el “Colorado” al despedirnos, en otro capítulo de un interno filme emotivo cuyo techo o desenlace desconozco.
A los pocos minutos, tropiezo con el estimado Ricardo Ioselli. Pesado y de excelente semblante, es otra ex fusta radicada en Gualeguaychú. “Ahora como, antes vivía rebajado y haciendo sacrificios, de mal humor, me cambió la vida”, señaló la ex monta del recordado Ronronero; un hermano materno de éste, Vicentito, tomó parte de la 8ª contienda, presentado por el estimado “Riqui”.
Las palabras de Carlitos Felice recibieron el aplauso de la multitud en la entrega de plaquetas recordatorias a los titulares del Centro Integrador Comunitario “Néstor Kirchner”, la ONG “Hijos del Sol” (asociación de padres de hijos con capacidades diferentes) y el Asilo de Ancianos “San Antonio de Padua”, beneficiarios de donaciones por parte de UTTA-OSPAT, dentro del programa “En el lugar del otro”, por el cual vehiculiza acciones solidarias desarrolladas por la institución.
“Continuamos buscando la inclusión social de todo trabajador del turf con eventos culturales y ayudas reales en torno a las carreras de caballos, que reúnan a la gente y le permitan conocer, además del espectáculo turfístico, el valor de trabajar socialmente desde el punta de vista solidario, por un país mejor”. Todo dicho.
Y al pie del escenario coincidíamos con Marito Di Salvatore en la necesidad de modificar la chatura actual de las programaciones en los tres escenarios principales. “Los lunes no tendría que haber carreras, o los martes, o los miércoles, ir rotando una vez por semana, y que en esos días se armen buenas reuniones en hipódromos provincianos, para las que se pueda jugar desde La Plata, San Isidro, Palermo y su red de agencias”, lanzó el titular de la TV de San Isidro, en la sana idea de una pequeña devolución al Interior, en reconocimiento a lo mucho que genera y lo poco que recibe en aras de un unitarismo extremo alentado por los mercaderes de la desigualdad.
Al turno del Clásico Copa UTTA (1700 mts., $ 87.500), las pizarras repartían preferencias entre el villamariense Bungling Boy –ex Pellegatta- y el alazán Burwell, éste con la fe del “Mago” Mourazos. En la suelta hocicó Hot Prize, sin consecuencias, y el desarrollo de “vuelta y media” mostró al favorito muy presionado por Spanish Mission y Burwell, en un trío que se distanció varios lasgos del resto; en el segundo pelotón, expectante por dentro, Daniel Rubén esperaba con Ángel Relámpago, al que fue aproximando progresivamente en el codo.
En el derecho, el hijo de Colonial Affair (USA) y Orange Talk (Confidential Talk), atacó las posiciones del desgastado Bungling Boy, quebró con cierta facilidad a falta de 200 metros y escapó, poniéndose a cubierto de la carga de Fellowship. En el disco, tras 1:47.20 para la arena mojada, hubo 1 cuerpo y hocico para Ángel Relámpago sobre Fellowship y Bungling Boy, con Unívoco, Bixal y Amazing Runner completando las chapas.
La palabra de Rubén: “Agradezco a UTTA por esta oportunidad de estar en un premio grande, y a los patrones porque a partir de que compran caballos útiles te permiten tener chances, si no sería imposible competir. A este lo tengo hace un año. El caballo no llegaba bien vareado para la distancia, reprisaba de fines de enero cuando había ganado el Gran Premio de La Paz, y no estaba con los diez. Medio apurado llegó, pero es bueno él, corredor, lo traje 4º por dentro y cuando lo llamé me respondió. Ahora no sé cómo seguirá, porque volvió manquito de la mano derecha”.
Los propietarios, José García y José “Mamadera” Peyrano, puntualizaron especialmente al dialogar con “Pepe” Moncada: “La alegría es doble porque ganó Unión. Y acá somos todos tatengues, el cuidador, nosotros dos y toda la gente del stud”. El peoncito, Nicolás “Vizcacha” Rosillo, asentía con una sonrisa y se llevaba al ciancoañero de la ecurie “Nona Paula” a la zona de Veterinaria.
La noche iba cayendo, Gisel Picca, Mercedes y la barra de OSPAT ultimaba detalles para el regreso, Lucky Visión clavaba la última en medida atropellada, y la música de “Los Tipitos” colmaba de “Brujerías” un crepúsculo magnífico. Para fotografiar con el alma, al igual que cualquier atardecer al aire libre en nuestro bendito país.
Sonaban “Campanas en la noche”, e imaginé a “un hombre, de frente a una ventana…”. A Carlos Felice, tratando de explicarles a oídos sordos, a través de ese vidrio empañado por la malicia descomedida de los siniestros, que el Interior se va rehabilitando y su corazón latirá de nuevo con arrolladora potencia, porque la cruzada por la dignidad está más viva que nunca.
Amor por el turf y compromiso con la gente, “es eso que hay que sentir, con paciencia infinita”. La Copa UTTA sigue “andando las calles ajenas”…. Y “no existe el olvido”… aunque algunos intenten tapar el sol.
TODO A GANADOR

Anuncios