Copa UTTA Gualeguaychu 2012

Posted on 28 marzo, 2012

0


Por Osvaldo Martinez
A esta edad uno no puede ni debe hacerse el campeón. Ejemplo de quien escribe esta nota, que el sábado además de los trabajos normales, estar desde la primera en el hipódromo, hacer el programa y luego la página, tuve entre medio el cumpleaños de un ser querido. No hubiese pasado nada con mi humanidad si no fuese que al otro día tenía que estar a las 9 de la mañana en la calle Florida, sede de UTTA y OSPAT, para subirme a la Van que me llevaría a Gualeguaychú, para cubrir la primera edición 2012 de la Copa UTTA.
Casi con la “campana de largada” llegué, luego de sortear la nueva edificación y decoración que nuestro estimado Señor “ABL” nos regala en esta oportunidad. Si hasta inclusive tuve el gran gusto de conocer el auto de Matías Rossi, así me dijo el chofer del taxi que se llamaba ese hombre corredor de autos que lo manejaba, “reconociendo el terreno” y me imagino que lo habrá realizado a paso de hombre, porque los domingos pese a que el centro está vacío, había gente circulando. Y también me imagino que habrá dado una vuelta manzana despacio, porque mientras me detuve, pagué y saludé a mi amigo Luciano Zylber que estaba observando el espectáculo, apareció otra vez el auto. Pobre gente la que por lo que sea, tenga que ir al centro esta semana. ¡Pobres!
Arrancamos pasadas las 9.15 y listo. Ya estábamos en viaje. Pude dormitar en los “cómodos” asientos hasta que los compañeros de viaje, comenzaron a comentar que era factible que no estábamos por el buen camino. Bueno no era grave. Pero sí lo fue, porque algunos pocos se dieron cuenta que no habíamos pasado como 50 kilómetros. Luego la lluvia, más tarde otra vez tomamos por otro camino, y por supuesto no hay dos sin tres. Ya para la tercera estábamos resignados a presenciar el cotejo más importante de la reunión. Pero al final, llegamos a tiempo. Con más lluvia, lindo para trabajar al aire libre.
Por supuesto que no hace falta decir que nos recibieron como lo hacen los amigos de Gualeguaychú, cada vez que bajamos a sus pagos. Las carreras tenían un pequeño retraso, pero era lógico, porque lamentablemente el hipódromo de La Plata, no incluyó la Copa UTTA 2012 en su programa. Haciéndolo con dos carreras desde el Hipódromo de Tandil, una de ellas para caballos de 5 años y más edad que no hayan ganado. La verdad…
La jornada pese a la lluvia que iba y venía, se desarrolló normalmente, y la gente, en gran cantidad tuvo la oportunidad de presenciar el espectáculo de las carreras y el de la elección de la Reina del Turf, con la conducción de Diego Romero y la participación especial de la bonita Alejandra Maglieti.
Luego de dos pasadas ante el público y frente a los jueces, personalidades de Gualeguaychú, la Reina del Turf del año pasado y los colegas y amigos Marcelo Durán y Pablo Gallo. En la séptima, cerca de las tres de al tarde, justamente, Pablo en su condición de titular de la revista Todo a Ganador, nombre que llevaba la prueba hípica, entregó el premio a los propietarios del stud Concordia, junto con su jinete, Javier Zárate, piloto de gran faena arriba de Chiqui, para ganar corto en la raya. De chaquetilla arremangada el jovencito, bien de cuadrero.
Se venía la gran carrera, vale decir que el año pasado http://www.campanadelargada.com estuvo presente, y notó varios cambios interesantes en el escenario. No precisamente donde se iba a elegir a la Reina y a sus Princesas y donde ya cayendo la noche iban a tocar los Tipitos. Me refiero al escenario del hipódromo. Se invirtió y se trabajó a pulmón, para darle una mano a las instalaciones, las pistas estaban impecables, en particular la de correr, y lo pude ratificarlo caminando sobre ella. Impecable. También nos enteramos de una nueva sede en el centro, donde se reciben apuestas, todo a nuevo.
Por supuesto que falta, pero las autoridades, perfil bajo, sólo quieren quedar en la historia por lo que hicieron en el Hipódromo de Gualeguaychú, el segundo más antiguo del país, y no por lo que no hicieron. Y nosotros los vamos a acompañar con mucho agrado, en todo lo que podamos.
Tras una lluvia fortísima, se procedió a elegir a la Reina del Turf. Modestamente, y eso que había muchas chicas lindas, estuve por el mismo camino de las autoridades del jurado. Se dio justo que elegí para tomarle más fotos a la participante número dos, que en definitiva resultó ser la Reina del Turf. Joven, con la sonrisa a flor de labio, divertida,, por supuesto, hermosa, Analía Sánchez se quedó con la banda de Reina y del tremendo afecto de los presentes. Unos minutos antes, fueron elegidas las Princesas, también en total coincidencia con el jurado, siendo las bonitas Betiana Distanza y Camila Villagra, las que resultaron premiadas.
Carlos Felice, estuvo acompañado por el Sr. Intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo y del Presidente del Jockey Club, Juan Antonio Martínez López, en diversos actos, concernientes al compromiso social que UTTA realiza en todos los escenarios que participan de esta fiesta del turf del interior.
Rápidamente nos fuimos a los boxes, donde aguardaban con mucha expectativa los ejemplares que iban a dirimir supremacías en el duro enfrentamiento deL Premio Copa UTTA 2012 con $ 50.000.- al ganador. Y ya que estamos, podemos agregar que el Premio Aniversario Reinauguración del Hipódromo de Tandil, segunda carrera del Bosque en simulcasting, tuvo un premio al primero de 20.400 pesos, lógico.
Como es nuestra costumbre tomamos ubicación en la escalinata del marcador, junto al “chapero”, en este caso acompañamos en su labor al joven Yamil Paez, empleado del hipódromo, encargado de varias facetas del escenario y con el cual quedamos contactarnos, para que nos envíe toda la información de futuras jornadas. También estuvimos con el relator oficial, otro jovencito que lleva el turf en su piel, Mauro Villarroel, y que aparenta tener pasta de la buena para el trabajo elegido. Por supuesto que no es lo mismo relatar con chaquetillas oficiales, como en La Plata, que relatar en Palermo y San Isidro, pero será cuestión de trabajo, costumbre y posicionarse en esos escenarios si se le da la oportunidad.
Modestamente, hablado cientos de veces con las autoridades de cada uno de los hipódromos, me ofrecí gratuitamente a realizar una pequeña escuela de relatores, pero lamentablemente todavía no se han decidido. Cuando tengan que llamar a un ventanillero, como contara en nuestras páginas, el recientemente fallecido Horacio Salerno, para relatar una reunión, incluso hace poco sucedió, después me cuentan. El relato de una carrera en un hipódromo es fundamental. Sí, fundamental, para el espectáculo.
Las apuestas contaban del favoritismo de Burwell, seguido por Bungling Boy y Unívoco, dos hijos de Incurable Optimist y uno de Alpha Plus. Fueron entrando uno a uno y al parecer, digo al parecer, porque estábamos muy alejados de los partidores, justamente Unívoco hizo lío y tuvieron que sacarlos a todos. Volvieron a entrar, algo más tranquilos, y si bien loqueó un poco Burwell, el starter les liberó el camino. Y se fueron adelante Bungling Boy, Spanish Mission y Burwell, seguidos por Angel Relámpago, Unívoco y Amazing Runner. Y mientras estos ejemplares, tomaban el primer codo, peraltado y bastante bravo como para tomarlo abierto, Hot Prize, que había dejado a su piloto, cruzaba el disco por primera vez a varios cuerpos del pelotón. En esos caso, por supuesto, se teme tratar de tomar al caballo, lo intentaron los palafreneros, porque se corre el peligro de que el caballo sin su jinete, haga un viraje, y vuelva sobre sus pasos, enfrentándose con los competidores que venían pugnando por la carrera.
Sin variantes en todo el opuesto, la carrera se estaba haciendo rápida, limpia en su desarrollo y los favoritos estaban en la línea de avanzada, a la espera de la recta. Y cuando lo hicieron, el hipódromo estaba repleto, se dice que nunca hubo tantos autos en el medio de la pista, se escuchó el grito de los aficionados, vivando a cada uno de sus elegidos. Fue cuando dominó de lleno Bungling Boy, se resistía junto a los palos Unívoco, ya el favorito Burwell no era el mismo de otras tardes y se acercaba, a la rienda, Angel Relámpago. En mitad de la recta Bungling Boy no pudo aguantar el embate de Angel Relámpago, que lo pasó como parado, a tiempo que por le centro de la pista atacaba con fuerza Fellow Ship. Pero el disco llegó antes para el conducido por Daniel Rúben, que se acomodó en las cruces del hijo de Colonial Affair para salir en la foto, con un cuerpo de luz sobre Fellow Ship, segundo, de gran carrera. Tercero al hocico Bungling Boy, que hizo el esfuerzo casi toda la vuelta, completando el marcador, Unívoco, Bixal y Amazing Runner, todo en 1´47”20 para el recorrido de los 1700 metros.
En la premiación Carlos Felice, el uno, hizo entrega de los trofeos y del cheque, de nada menos $ 50.000.- al propietario del stud Nona Paula, como así también se premió al entrenador-jockey, Daniel Rúben y al peón del caballo ganador, Nicolás “Vizcacha” Rosillo.
Al toque y ya con muy poca luz, se disputó el último cotejo de la jornada, como sucedía en otros tiempos y en nuestros máximos, una carrera de 2000 metros y rápidamente se vinieron Los Tipitos, ante una multitud.
Subimos a la Van, tranquilos con el GPS encendido y partimos hacia la Capital. Mensajitos para la familia, mensajitos para los muchachos de la página, viaje agotador, pero dicen que sarna con gusto no pica, y en una muy buena idea de las autoridades cuando estábamos llegando para tomar Udaondo, se decidió bajar hacia el centro por Avenida Libertador. Periodistas, acompañantes, empleados de UTTA agradecidos, porque de esa forma, muchos pudieron llegar a sus hogares, sin tener que cruzar otra vez el fatídico centro de Buenos Aires.
Gracias por todo, por el recibimiento, por la amistad, por el cariño brindado. Nuestras felicitaciones a la querida Gisel Picca, alma mater de este nuevo encuentro 2012 y que seguramente se va a repetir en cada una de las próximas sedes de la Copa UTTA a realizarse durante todo el año. Extensibles para nuestro estimado amigo Luciano Zylber.
Un solo pedido a las autoridades de los hipódromos. No dejen de pasar las próximas jornadas de la Copa UTTA. El esfuerzo de ellos, y el mostrar lo que sucede en un hipódromo del interior cuando se brinda un gran espectáculo, es merecedor que todo el país lo vea y lo sienta.
Estas reuniones tendrían que ser nombradas como de Interés Nacional.
CAMPANA DE LARGADA

Anuncios