Adultos mayores, los corredores que más mejoran la performance

Posted on 7 abril, 2012

0


Por Sebastián Ríos
Nunca es tarde para empezar a correr, así como tampoco hay un límite de edad para quienes quieren mejorar su performance física. Eso es lo que muestra un estudio francés que, tras evaluar los resultados de la maratón de Nueva York entre 1980 y 2009, reveló que los corredores más añosos fueron los que lograron reducir más el tiempo que demanda recorrer los 42 kilómetros de esa competencia.
“Durante ese período, los tiempos de los corredores se redujeron significativamente en los varones mayores de 64 años y en las mujeres mayores de 44. Estos datos sugieren que estos corredores todavía no han alcanzado sus límites en la performance de la maratón”, escribieron Romuald Lepers y Thomas Cattagni, expertos del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica, de Francia (el Conicet francés), en la revista especializada Age .
La mejora observada en el desempeño deportivo de los llamados ” master athletes ” -como se denomina a los adultos mayores que practican deportes con asiduidad- responde, según los investigadores, a dos factores: el boom mundial del running , por un lado, y por otro, a que el límite del rendimiento físico para esta franja etaria parece estar más lejos de lo que se pensaba hasta ahora.
Los resultados del estudio francés contradicen la idea de que la edad reduce inexorablemente el rendimiento físico. En ese sentido, el doctor Roberto Peidro, vicepresidente de la Fundación Cardiológica Argentina, recordó los resultados de otro estudio que evaluó a atletas de alto rendimiento, y repitió la misma evaluación 30 años después.
“Entre los que seguían haciendo ejercicio, la capacidad aeróbica, que es algo que decae año tras año, era similar a la que tenían 30 años antes -dijo Peidro, y agregó-: Y la capacidad aeróbica está directamente relacionada con la calidad de vida.”
El otro factor al que los investigadores franceses atribuyen la mejoría observada en el rendimiento de los master athletes es la cada vez más asidua participación de personas mayores en eventos de running .
A mayor participación en carreras, mayor es el entrenamiento, menores las lesiones y más posibilidades de seguir mejorando, razonan Lepers y Cattagni. En la Argentina, comentó Daniel Tognella, profesor de educación física y coordinador del Adidas Summer Running Tour, “de a poco se están viendo más mayores de 60 en las carreras. Muchos vienen corriendo desde siempre, cuando empezó a popularizarse el running hace más de 15 años. Otros son más novatos, se fueron acercando de a poco y hoy son asiduos participantes de las carreras. Año tras año, habrá cada vez más mayores de 60 corriendo”.

La salud y el placer
“La gente mayor corre fundamentalmente para cuidar su salud. Muchos lo hacen por consejo de sus médicos que les recomiendan hacer algún tipo de actividad aeróbica -comentó Tognella-. La mayoría se inclina por la caminata, pero con el tiempo algunos se animan a empezar a trotar y, al ver que lo pueden hacer, van aumentando su capacidad aeróbica y así se animan a participar primero de pruebas de 5 kilómetros y luego de 10 o más.”
Lili Haines comenzó a correr a los 45 años y hoy, a una semana de cumplir 61, ya tiene en su haber 11 cruces de los Andes, junto con carreras de calle y de aventura de todo tipo. “Empecé cuando dejé de fumar -contó Lili-. Al principio, caminaba una hora y corría 5 minutos; después un poco más y me di cuenta de que podía seguir corriendo. En un torneo de tenis, escuché que anunciaban una carrera de 8 kilómetros. Corrí esa carrera y me gustó. Como tenía una amiga que corría maratones, al año siguiente me anoté en una carrera de 21 kilómetros, y al mes corrí mis primeros 42.”
“Como todos los que corremos, las personas mayores encuentran en este deporte una actividad que los entretiene, una actividad que pueden compartir con otros y que, a la vez, los hace sentir bien -señaló Tognella-. El objetivo principal no es bajar tiempos, sino llegar a la meta y disfrutar ese momento, sentirse ganador por el hecho de terminar y ver que el paso de los años no es un impedimento para competir junto a miles de personas de todas las edades.”
Sin dejar las carreras de calle, Lili comenzó a introducirse en las de aventura. “Me gusta disfrutar de la naturaleza y me gustan las montañas, así que empecé corriendo carreras de aventura cortas, hasta que en 2002 me llegó la propuesta de correr el Cruce de los Andes, que eran tres días -contó Lili-. Era un desafío enorme, pero desde entonces los corrí todos, y acabo de correr el número once.”
Lili asegura que corre por placer. “No busco mejorar mis tiempos en las carreras de aventura, es sólo por el disfrute, pero en las de calle sí he mejorado. En mi última maratón, mi tiempo fue de 3 horas, 52 minutos, 8 segundos [en su primera maratón tardó casi cinco horas], fui la primera de mi categoría, por lo que califiqué para correr la maratón de Nueva York, que voy a intentar correr este año.”
LA NACION

Posted in: Temas de Salud