Indian Power volvió a quedarse con los honores en la Copa UTTA Río Cuarto

Posted on 24 abril, 2012

0


Por Sebastián Heredia
Indian Power, ese ejemplar de pasado en proceso selectivo grande y actualidad vigente en las mejores carteleras del interior del país, se agendó por segundo año consecutivo el Clásico Copa UTTA (1400 m, $77.500 de bolsa) en esta ciudad.
Con el lauro de ayer, ante tribunas repletas, fue el tercer impacto en la serie para el pupilo de Sergio Carezzana, en agregado a la edición 2009 en Córdoba.
Cuando hace cuatro años la gente del Stud Las Cuatro decidió adquirir al hijo de Mutakddim e
Islandia (Rubiano), jamás se hubiesen imaginado que ese elemento llegaría a comienzos de 2012 a convertirse en uno de los ídolos del campo donde tantas veces presentaron a sus ejemplares, el Hipódromo de Río Cuarto.
La reunión de ayer fue una nueva muestra de tal devoción: ante alrededor de 7000 personas, el criado en el Haras La Quebrada nuevamente se colgó los máximos honores del Clásico Copa UTTA en ese escenario.
Después de la elección de la Reina del Turf, que esta vez tuvo el aporte de Débora Bello, y elhabitual acto solidario de “En el Lugar del Otro”, la segunda fecha de la tradicional fiesta itinerante que activa y celebra al turf fuera de los máximos aplaudió a rabiar al conducido por Marcelo Gómez.
Su arresto fue merecedor de toda esa pleitesía: en el epílogo fue arrollador, incluso a pesar del avance temprano sobre la recta final de Grand Tabiano (Grand Slam), de gran esfuerzo.
Nadie le regaló nada al ex pupilo de Roberto Pellegatta (con quien salió de perdedor, arribó segundo en el Clásico Casey -G2- y quinto en el Gran Premio Nacional -G1-, en 2009), pues debió salir a la persecución del citado Grand Tabiano al promediar el telón. Al cabo de 1m23s52/100 en la pista normal, fue de 2 largos el margen de su séptima medalla dorada en 37 performances. Un largo después, en la de bronce cruzó After Tax (Vision and Verse) -sufrió del tráfico en el derecho-, que aventajó por 2 más a Pilareto (Slack), otro que se movió en la zaga.
Así pasó otra nueva celebración de la Copa UTTA, ante un marco que combinó a la familia en un circo hípico con la belleza, el entretenimiento y el cierre musical a cargo de La Fiesta, una banda de cuarteto en ascenso constante. Así pasó una nueva celebración de la Copa UTTA, esta vez sin simulcasting, un valor que merece un encuentro turfistico de esta magnitud. Así pasó una nueva celebración de la Copa UTTA, que quedará en las retinas de los que inflaron el pecho en agradecimiento a la entrega de Indian Power y el resto del reparto, los que concitaron un apareo de nivel en el entramado. Así pasó una nueva celebración de la Copa UTTA, que no debe quedar en el olvido, sino solidificarse como un paso más dentro de una escena caballar que la necesita.
TURF DIARIO