Miranda! Una década en el universo pop

Posted on 28 abril, 2012

0


Por Jorge Luis Fernández
Es la tarde más calurosa de abril en el recuerdo de cualquier ariano. Leandro “Lolo” Fuentes habla por celular sentado en una silla de metal, en el patio del estudio de Miranda! Ale Sergi se sumerge en la computadora mientras Juliana Gattas y el bajista Nicolás Monoto Grimaldi charlan, hacen bromas; son los más lookeados para la sesión de fotos. “Lolo” apaga el teléfono y se acerca con su cresta teñida. “¿Sos de San Telmo? Yo viví por allí; viví en varios lugares”, sonríe, mitad estrella de rock, mitad eterno, entrañable adolescente. Hoy el cuarteto celebra en el Luna Park los diez años de su primer disco, Es mentira , y presenta Magistral , su último trabajo, repleto de canciones pegadizas, energizantes. Es otra década en la que el mundo pop, fiel a su costumbre, ha cambiado, y mucho. Pero Miranda no.
“Lo nuestro son canciones con letras claras y juegos vocales entre Juliana y yo. Eso se mantuvo siempre, pero esta vuelta cambiamos un poco el acompañamiento, el tempo, los acordes -dice Sergi-. En Magistral los ritmos son más rápidos, y también hay un par de canciones con tonos menores, algo que no solíamos hacer. Sentimos que matiza el carácter jovial de Sin restricciones , por ejemplo, donde la mayoría de las canciones era bien arriba.”
Magistral es una prolongación de Es imposible!, el disco anterior, donde el clásico estilo del grupo se matiza con canciones melancólicas acerca de rupturas amorosas o el recuerdo de algún amor. En esta nueva incursión nostálgica se destaca “10 años después”, una canción que parece alegórica sobre la trayectoria del grupo.
“Antes no hacíamos este tipo de canciones, porque tampoco había adónde mirar -reflexiona Sergi-. La letra habla de una experiencia personal y sin duda es una canción triste. Nosotros estamos muy contentos con Miranda, pero a veces te agarran momentos de bajón o melancolía. Mirás hacia atrás y pensás en cómo cambió tu vida, en las cosas que perdiste? Es inevitable.”
En el balance, hay varias cosas a favor de Miranda, que fue una presencia influyente en los últimos años. Una década atrás, el rock reaccionaba con urticaria ante fenómenos emergentes como el reggaetón y la cumbia, los emos y los floggers. Hoy, esos fenómenos conviven con la cultura rock. Y si alguien dijera que “Ya lo sabía” (el segundo track de Magistral ) es Pimpinela con sintetizadores, los Miranda tomarían tal opinión como un elogio.
“Nunca buscamos la identificación, sino la provocación -afirma Sergi-. No quisimos embanderarnos con ninguna tendencia, siempre hicimos lo que nos gusta y a veces buscamos provocar; ésa es también la gracia. Porque al principio pensamos que sólo íbamos a tocar en bares y de golpe se habló de nosotros como la novedad. Ahí nos preguntamos qué hacer, y bueno, nos volcamos a hacer algo deforme. ¡Vayamos con Pimpinela, a ver qué pasa! (risas). Además, éramos amigos de ellos; siempre nos compararon por el intercambio vocal y, aunque nunca se nos ocurrió, tenemos muchos puntos en común.”
-Al principio ustedes tenían un público indie, y luego comenzó a seguirlos el público adolescente. ¿Quiénes siguen a Miranda en la actualidad?
Ale Sergi: -Hace tiempo que a nuestros shows vienen madres indies (risas). Ahora no sé. Nuestro público cambia y eso nos gusta.
Juliana Gattas: -A mí me parece que los indies, nuestro público inicial, se habían retirado y volvieron con el disco anterior. Nuestro público es bien kitsch, es gente amplia que escucha música rarísima, pero también a Britney Spears. No es el tipo de indie oscuro y emo, aquel que cuando ve a su grupo favorito en la tele le hace la cruz.
-El fenómeno emo y flogger coincidió con el momento en que Miranda trascendía al circuito indie. ¿Esas tribus influyeron en el éxito del grupo?
Juliana: -Nuestro público era más bien flogger. Internet y los blogs fueron vitales en nuestros comienzos.
Sergi: -Fue una forma de prensa, y la más real, porque uno no está poniendo avisos en ningún lado.
Lolo: -Siempre fue así, pero lo que antes podías mostrarle a un amigo en un casete ahora lo subís a Facebook y pueden verlo cinco mil personas.
Sergi: -Me alegra que el grupo resulte un tópico actual. Me gusta que el público cambie, que vaya creciendo, pero no me gustaría tener un público compuesto por gente de nuestra edad.
Juliana: -También se trata de mantenernos cerca de la novedad, de abrirnos a lo que hacen los colegas contemporáneos.
-Hay quienes piensan que ustedes surgieron como una reacción al fenómeno del rock barrial. ¿Qué opinan?
Sergi: -No estoy de acuerdo. Nosotros éramos asiduos de la escena under en la que nos formamos. Ibamos a lugares como Morocco, Ave Porco y El Dorado para ver a Bochatón, Leo García, Baccarat, Adicta, Entre Ríos? Y tuvimos la fortuna de hacernos conocidos de repente. Metimos un par de temas en la radio y trascendimos ese circuito porteño. Y en realidad es el circuito que seguimos frecuentando, hoy mismo.
La atracción fatal entre una profesora de karate y Juliana Gattas es el L eitmotiv de “Dice lo que siente”, el videoclip elegido por Miranda para promocionar su nuevo disco. Y aunque quien “dice lo que siente” es un él, la ambigüedad funciona perfectamente para el grupo. “Nunca nos preocupó que la letra de la canción se refleje en los videos -aclara Juliana-. Más bien buscamos que nuestra música se escuche acompañada de bellas imágenes.”
Miranda siempre se preocupó por producir clips kitsch y provocadores, que añaden otra dimensión a las canciones del cuarteto. “Solemos involucrarnos con toda la propuesta artística -dice Lolo-. Tiene que ver con lo que admiramos. Siempre nos gustaron Bowie, Madonna, Prince? gente que trabaja con la imagen.”
El director de “Dice lo que siente” es Leo Damario, casi un amigo del grupo. “Leo dirigió los últimos tres videos; tiene ideas delirantes y una estética muy fina, como cinematográfica -agrega Juliana-. Además, su trabajo tiene coherencia conceptual, porque él viene a nuestros shows, vamos a comer juntos, y esa afinidad se ve plasmada en los videos.”
LA NACION

Anuncios
Posted in: Argentina