Se abre camino

Posted on 5 mayo, 2012

0


Por Jorge Pandini
La campaña publicitaria comenzó de manera no tradicional por Internet. Un grupo denominado Indignados del 4×4 reclamaba un todoterreno al alcance de la mayoría de los bolsillos.
Ahora, unas semanas después, Renault Argentina lanzó el Duster, un utilitario deportivo que, puertas adentro, lo anticiparon como la democratización del 4×4, un segmento destinado, generalmente, a los presupuestos más acomodados.
¿Qué es el Duster? Es un modelo que tiene muchos elementos para convertirse en un best seller.
Por un lado tiene un tamaño muy adecuado para la mayoría de los usuarios, con espacio para cinco pasajeros adultos, y un baúl de 475 dm3 en las versiones 4×2 y de 400 cm3 en la 4×4, ambas que se expanden a 1636 dm3 con los asientos traseros rebatidos.
Llega en tres versiones de tracción simple y una de doble tracción, con un diseño que sin romper los moldes resulta atractivo y con un equipamiento muy completo.
La versión Expressión (el modelo de entrada de gama) tiene barras de techo, aire acondicionado, dirección asistida. levantacristales delanteros, cierre central de puertas, apertura a distancia, cierre automático en rodaje, radio con CD/MP3 USB, Jack, Bluetooth-manos libres, comando satelital de radio y airbag conductor y pasajero.
Y lo más importante, un precio muy competitivo para el mercado.Para subirse al Duster hay que pagar 84.990 pesos por la versión Expressión que, como se dijo, es la más barata.
Con ese precio y equipamiento, el modelo del rombo se convertirá en un duro competidor dentro de un segmento que nació con la EcoSport. Y es precisamente el exitoso producto de Ford el gran rival por vencer.
En ese sentido, el Duster ofrece una posición de manejo elevada, muy apreciada por un buen número de usuarios; tiene un aspecto aventurero que seguramente gustará tanto a hombres como a mujeres; un tamaño compacto (4,3 metros de largo y 1,8 metro de ancho), que garantiza agilidad en el tránsito urbano, y buena habitabilidad.
Los dos modelos más económicos, el mencionado Expression y el Dynamique ($ 91.040), están impulsados por un motor naftero 1.6 de 110 CV de potencia máxima y caja manual de cinco marchas, ambos con tracción simple. Los dos más costosos son el Privilège 4×2 (99.980) y el Privilège 4×4 (110.650), ambos con motor naftero de dos litros de 138 CV y caja manual de 6 marchas, modelos que suman computadora de viaje, espejos eléctricos, ABS y obviamente tracción integral en el 4×4.
Con esas cuatro versiones, el Duster espera llegar a un buen número de usuarios. En la preventa, que se extenderá hasta el próximo 24 con una bonificación de 2000 pesos, Renalt esperaba vender unas 2500 unidades; en pocos días se firmaron más de 2000 boletos, lo que es un anticipo de la demanda que tendrá. A las versiones 4×2, que tienen los mismos ángulos y despeje, se suma el tope de gama, un 4×4 con mecánica que combina el sistema de tracción inteligente que utiliza el Nissan Murano y el Koleos (como se sabe, Renault y Nissan forman parte de una alianza y comparten tecnología) con un motor robusto y confiable.
Aunque no tiene reductora, la muy corta relación de la primera de la caja de 6 marchas le permite traccionar con mayor fuerza en superficies complicadas. Cabe mencionar que todas las relaciones de ambas cajas de 6ª son distintas para la versión 4×2 y la 4×4. Así como en la de tracción integral la primera es más corta, la sexta es más larga, lo que permite un viaje en ruta con el motor más liviano y menos consumo, lo que compensa el mayor peso del modelo tope de gama.
El conductor puede elegir entre tres modos de tracción: 2WD, la transmisión permite que actúen las 2 ruedas delanteras en condiciones normales; modo Auto, el reparto del par entre los trenes delantero y trasero se hace automáticamente en función de las condiciones de adherencia, y modo Lock que bloquea la transmisión en 4×4.
El Duster, que la próxima semana estará en los concesionarios. es una carta ganadora de la casa del rombo. Llega para pisar fuerte.
LA NACION

Anuncios