UTTA OSPAT, otra vez junto a los chicos de “La Tribu”

Posted on 13 mayo, 2012

0


El sindicato y la mutual aportaron recursos para la puesta en funcionamiento de la Panificadora La Tribu, lo cual permitirá ofrecer un espacio de capacitación en oficios para los jóvenes del barrio y elaborar el pan para las meriendas y refrigerios que se ofrecen diariamente en el Centro.
El acto de inauguración de la Panificadora se realizó ayer por la mañana en la sede del Centro de contención y contó con la presencia del Intendente Lunghi y otras autoridades municipales y de insituticiones que colaboran con el refugio, así como los jóvenes que forman parte de la comunidad de La Tribu.
El gremio que aglutina a los trabajadores del turf se ocupó del acondicionamiento del mobiliario, mesadas, cerámicos y bajo mesadas que requiere la panificadora, y aportó maquinarias y herramientas necesarias para su puesta en marcha, entre ellas: un carro panadero, una sobadora eléctrica y una batidora industrial.
Además, se entregaron utensilios básicos como pizzeras, bandejas, cuchillos, bols, y la materia prima que permitirá comenzar las actividades de panificación.
Esta iniciativa solidaria se realiza en el marco del programa de compromiso social de OSPAT “En el lugar del otro”, y como previa a la competencia hípica COPA UTTA que tendrá lugar hoy en el Hipódromo de nuestra ciudad.

LA TRIBU
La Tribu es una ONG que brinda actividades educativas, culturales y talleres de capacitación, con un equipo de trabajo conformado por especialistas en diferentes temáticas. De esta forma, aborda las problemáticas de los chicos del barrio a través de talleres y espacios diversos, acordando estrategias de acción con las instituciones barriales y demás instituciones del Estado y la comunidad.
Esta no es la primera vez que UTTA OSPAT colabora con La Tribu. En septiembre de 2011, el gremio y su obra social aportaron recursos para la construcción del Refugio nocturno “El Parador”, lo cual permitió dar una respuesta a los chicos en situación de calle que necesitaban un espacio para pasar la noche.
LA VOZ DE TANDIL