Bogeyman va por la gloria y una gatera en Santa Anita

Posted on 25 mayo, 2012

0


Por Héctor Torres
Cuenta la historia que aquel 25 de mayo de 1810 en que se constituyó el primer gobierno patrio, la jornada era gris, húmeda y lluviosa. Esta misma tarde, 202 años después de aquella gesta, y tal vez bajo esas mismas condiciones climáticas –en otro contexto, por supuesto–, 14 ejemplares perseguirán otro objetivo histórico al participar en el Gran Premio 25 de Mayo (G1), cotejo estelar de hoy en el Hipódromo de San Isidro: obtener una gatera para correr, en noviembre, el Breeders’ Cup Turf (G1), competencia a disputarse en el Hipódromo de Santa Anita, en Estados Unidos.
Es que este año, y por primera vez, una carrera tan tradicional como el 25 de Mayo, también reserva el plus de ir a correr a la meca del turf. Una circunstancia que desde ya, le agrega más atractivo a la prueba que se corre desde 1959.
Después de su contundente triunfo en el Clásico Porteño (G3), en la pista y el tiro en los que competirá esta tarde, Bogeyman se ganó el título de candidato. El hijo de Editor’s Note ya había dado muestras de su capacidad a través de su terminante éxito en el Martínez de Hoz (G1), por 9 cuerpos y en 2000 metros. Pero en esta última conquista el zaino despejó las dudas que se le atribuían respecto de la distancia. Hay confianza plena en el entorno del pupilo de Juan Bianchi, y de no mediar ningún imponderable, Bogeyman deberá preparar las valijas y la visa para viajar a Santa Anita.
Las principales amenazas para el argentino son los peruanos Al Qsar y Almudena, los dos con campañas excepcionales en su país. Pero también con actuaciones destacadas en Argentina. En el caso de Al Qsar, aún se mantiene fresca en el recuerdo la atropellada que lo dejó a centímetros de ganar el República Argentina que fue de Expressive Halo.
Hay que citar que en aquella ocasión Carlos Trujillo, su jinete, tuvo problemas con una estribera en el opuesto. Y aún pese a ese inconveniente, arriba estuvo a punto de llevarse el triunfo a Perú.
Por la calidad demostrada, difícilmente el desconocimiento del pasto resulte un escollo insalvable para el zaino. Yegua pastera por excelencia, a base de clase Almudena escoltó a Malibú Queen en el Gran Premio Criadores (G1) en la arena de Palermo.
De nuevo en una superficie en la que rinde al máximo, no resultará tarea sencilla frenarla. La alazana busca inscribir su nombre en una prueba que fue ganada por 7 hembras en todo su historial.
Volviendo a los ejemplares argentinos con chance de definir, ahí aparece Rabid In The Rye. El ganador del Gran Premio de Honor (G1) mediante una atropellada increíble; después terminó cerca en Argentina, y en un desarrollo poco favorable.
Si la carrera se hace movida desde el vamos, algo probable, su carga puede resultar imparable. Immaculate es un caballo con roce, y que mostró adaptación al terreno alterado –el principal interrogante para la mayoría– en aquel Latino de 2011 ganado por Braddock. Y en el que fue el argentino mejor ubicado. Es un rival más que respetable, sin dudas. Siembra Azul, de probado aliento, también intentará hacer historia.
CLARIN

Anuncios