Nissan presentó el March y entra a competir en el sector de los autos chicos

Posted on 27 mayo, 2012

0


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por David Cayón
Con lo que fue la primera presentación de Nissan Argentina ya separada de Renault, la japonesa se lanzó a conquistar el segmento de autos más vendidos en el país, con una penetración de mercado de casi el 60% del total de las ventas.
Ayer, presentó el March Visia un auto compacto con lo que no sólo ahora tiene presencia en el segmento de entrada B, sino que es la primera japonesa en dar pelea contra autos como, por ejemplo, el Gol de Volkswagen, el 207 de Peugeot, el Clio de Renault y el Agile de Chevrolet. Para ello, buscará posicionarse con una fuerte estrategia de precios por lo que el precio de entrada será de u$s 16.650 para el March Visia, u$s 17.850 para el March Visia Plus y u$s 18.850 para la versión SR.
“Somos la primera marca japonesa en ofrecer al cliente de este segmento un producto con la tecnología y la confiabilidad de un producto japonés”, explicó Omar Daneri, flamante presidente de Nissan Argentina.
El estimado de ventas de la compañía es de 1000 unidades mensuales para 2012, y el March “debería ser un 30% de ese número”, agregó el ejecutivo.
Pero Nissan Argentina es el nuevo representante de Nissan Motor Co en el país y, el cambio de manos de la marca, llegó en un momento en el que el Gobierno impuso nuevas reglas para las automotrices importadoras. “Nosotros tenemos un acuerdo de compensación por u$s 100 millones, que implica exportaciones de vinos a granel más inversiones puras de u$s 30 millones de capital de trabajo”, dijo Daneri quien aseguró que, a pesar de esta situación, el mercado argentino “es muy interesante para todas las marcas”.
Pero como si las restricciones importadores no fueran un problema complejo, a la marca japonesa se le suma la discusión que tiene la Argentina con México por el acuerdo automotriz, ya que algunos modelos que comercializa en el país provienen del país azteca (por lo menos hasta 2014, cuando comience a fabricar en Brasil). “Hay preocupación, obviamente, pero tenemos que defender el tratado de libre comercio”, dijo el ejecutivo a El Cronista. “Nos manejamos en un mercado en donde las reglas las definen los gobiernos y nosotros nos adaptamos. Nuestros objetivos en el país siguen intactos y, cualquier problema con México no va a afectar ni a los usuarios ni a la red de concesionarios”.
Daneri se mostró confiado porque sabe que, en el peor de los escenarios, el problema no puede durar más de un año y medio que es el plazo estimado para que Nissan empiece a producir en Brasil. Mientras tanto, buscará quedarse con un 5% de un mercado del que, asegura, estará en las 800.000 unidades.
EL CRONISTA