Todo lo que hay que saber sobre la enfermedad de Reina Reech y Cacho Castaña

Posted on 31 mayo, 2012

0


Por Sebastián Ríos
Además de compartir el hecho de ser dos populares personajes del espectáculo, la coreógrafa Reina Reech y el cantante Cacho Castaña tienen otro elemento en común: el cigarrillo. Según su médico de cabecera, el cantante, que se encuentra en un estadio avanzado de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), seguía en los días previos a su última internación fumando “hasta 4 cigarrillos diarios”; Reina Reech, que reconoce haber fumado hasta hace un año, declaró tener un “principio de enfisema pulmonar”, que es uno de los componentes de la EPOC.
Intimamente ligada al tabaquismo, la EPOC es la misma enfermedad que llevó a la muerte a Sandro, y es la misma que afecta a entre el 6 y el 8% de los argentinos mayores de 18 años. A continuación, toda la información clave sobre una enfermedad prevenible en la enorme mayoría de los casos:

Qué es la EPOC
Es una enfermedad que se caracteriza por la dificultad para respirar, y que resulta del daño permanente de estructuras internas de los pulmones. Fumar es por lejos la principal causa de EPOC. La exposición constante a sustancias irritantes presentes en el aire, como la contaminación ambiental o sustancias químicas de ciertas industrias, también puede causar o contribuir con la EPOC. Aún así, la mejor forma de evitar la aparición de una EPOC es no fumar y no pasar tiempo en ambientes donde se fuma.

Bronquitis y enfisema
Son los dos componentes principales de la EPOC; en la mayoría de los pacientes están presentes ambos. La bronquitis es la inflamación de los bronquios, lo que dificulta el paso del aire hacia los pulmones. El enfisema consiste en la destrucción progresiva de los alvéolos, que son los pequeños sacos de aire que se encuentran dentro del pulmón, lo que hace que el aire quede atrapado en ellos.

Síntomas
Tos con o sin flema, fatiga, infecciones respiratorias frecuentes, dificultad respiratoria (disnea) que empeora con actividad física leve, dificultad para tomar aire, sibilancias (silbidos al respirar).

Diagnóstico
Se realiza a través de la espirometría, un estudio simple y no invasivo que mide la función pulmonar, y en el que la persona sólo debe soplar en un aparato que mide la tasa y el flujo del aire. “Es fundamental que toda persona fumadora, sea hombre o mujer, de más de 40 años, se haga periódicamente una espirometría”, afirma el doctor Guillermo Menga, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR).

Tratamiento
“La EPOC no es curable, pero el tratamiento puede retrasar su progresión”, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS). La medida principal de tratamiento es dejar de fumar, lo que ayuda a detener el daño pulmonar. En cuanto a su tratamiento farmacológico, se emplean distintos medicamentos, desde broncodilatadores hasta esteroides inhalables, entre otros. La terapia física también colabora con el tratamiento de los pacientes. En sus fases más avanzadas, se debe recurrir a la oxigenoterapia (como Sandro, que debía subir al escenario acompañado de su tubo de oxígeno).

Mujeres v. Varones
“En la mujer, la EPOC tiene un perfil más de enfisema que de bronquitis, y a igual consumo de tabaco que en el varón, en ella la enfermedad va a ser más grave y lo mismo sus complicaciones, como la enfermedad cardiovascular”, afirma el doctor Daniel Colodenco, jefe de alergia e inmunología del Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer.
LA NACION

Posted in: Temas de Salud