First Guy, héroe de una Copa UTTA a lleno total

Posted on 5 junio, 2012

0


Más de 20.000 personas se acercaron al Hipódromo de Las Flores, donde Vicentico cerró con un gran show

Por Pablo Gallo
Lleno total hubo ayer en el Hipódromo de Santa Fe para disfrutar la edición local 2012 del Clásico Copa UTTA, el certámen hípico itinerante que lleva al interior del país no sólo la adrenalina de las carreras de caballo, sino también su cara social, la que ayuda a todos y da empleo a muchísima gente.
No fue el día más bello, pero las casi 20.000 almas que poblaron las tribunas se encargaron de aportar la temperatura que el clima negó. Fue, además, una jornada especial para todo el equipo de UTTA, pues hacía sólo unas horas había tomado poseción del circo local para gerenciarlo y ubicarlo en un primer plano a nivel nacional, como bien se encargaron de expresar los dirigentes, con Carlos Felice a la cabeza.
Ya se observaron los primeros cambios. Los trabajadores de Las Flores cobraron sus sueldos atrasados desde hacía cuatro meses, además de modificarse el convenio colectivo de trabajo que se utilizaba desde 1992. Ojalá, por el bien del turf de estas tierras, todo siga con la misma energía con que comenzó.
Fue una tarde de figuras, con presencias arrolladoras desde lo social como la de Esteban Bichi Fuertes, el goleador histórico de Colón de Santa Fe, equipo de la primera división del fútbol local que es auspiciado justamente por OSPAT, que es lo mismo que decir UTTA.
Ni hablar del fantástico show de cierre que brindó Vicentico, un referente del rock nacional. Casi nadie dejó el hipódromo antes de su recital. Si de belleza se trata, esta vez la principal encargada de aportarla fue Josefina Pouso, pero no se quedó atrás Anabel Silvestre, ganadora del concurso Reina del Turf y ya clasificada para la final de diciembre.
El clásico se redujo a un mano a mano entre First Guy y su escolta, Bungling Boy (Incurable Optimist), separados por medio cuerpo al trasponer la raya en 1m39s60/100 para la arena normal. Se lució el jcokey Facundo Coria con el pupilo de Fabián David, y soportó el reclamo desestimado de Jacinto Ortiz, jinete del escolta. El vencedor, guapeó por dentro a la hora de la verdad, porque en los 200 metros finales, Bungling Boy le había sacado casi medio largo.
“Al caballo lo compramos para participar de esta serie, e hicimos 400 kilómetros desde Luján. Al dueño le gusta todo esto, a mí también, te motiva ver el hipódromo lleno, y fue una lástima que no pudimos traer a Amazing Runner (Lucky Roberto), que se golpeó al subir al trailer. Igual, estamos muy contento con First Guy, que tenía buena cartilla oficial y es bastante parejo”, indicó Fabián David.
Jorge González, propietario de First Guy, y su peón Guillermo Martín, dialogaron amablemente con los medios de prensa al igual que Facundo Coria. “Es muy guapo, peleó en todos lados y Ortiz venía moviendo antes que yo, por eso me saca esa ventaja. Pero el mío me daba ese resto, y cuando se lo pedí volvió a ponerse adelante”, resumió el jinete oriundo de Jovita, Córdoba, en su debut absoluto en el terreno florense.
El propietario, en tanto, ensalzó las virtudes del torneo federal, aseverando que “es importante este marco, la carrera, el nivel de los anotados, y toda la fiesta que se monta alrededor. Esto sin dudas es necesario no sólo para el turf de las provincias, sino para todo el turf argentino”.
Como broche perfecto de la tarde, caía el crepúsculo y apareció Vicentico con sus músicos para brindar un show de altísimo nivel, digno de un artista cada vez más afianzado. Interpretó algunos temas nuevos, una serie de canciones populares que movilizaron a la muchedumbre, y poniéndose en el lugar del otro se mostró agradecido por la que tildó como “una noche única”.
“Capitán, voy a vencer, soy tu soldado, no puedo perder”, entonaba el compositor, y muchos pensaban, mirando el cielo, en los miles y miles de luchadores que día tras día se suman a esta cruzada federal de proyecciones difíciles de calcular.
Hipódromos abiertos. Inclusión. Igualdad de oportunidades. Trabajo. Dignidad. Y sí. Claro que sí. Cómo no advertir vientos de cambio. Ellos traen implícito el código arrollador del Interior en sus ráfagas de primavera irreductible.
TURF DIARIO

Anuncios