Discurso por el nuevo período 2012-2016 de Carlos Felice, Secretario General

Posted on 7 junio, 2012

0


(Santa Fe. 2 de junio de 2012)
“Un jueves tan presente ¡qué recuerdo ese jueves hacia fines del mes de abril de 2003! ¡Cómo recuerdo el gris del cielo que apagaba con prontitud esa tarde! El estruendo del río desbordando su cauce e ingresando por la puerta que dejaron negligentes gobernantes, en el terraplén oeste arrasó al Hipódromo y pronto tomó la ciudad en la peor catástrofe hídrica de Santa Fe.
Recordamos los santafesinos a quienes ya no están, la inacción de quienes tenían responsabilidades primarias para evitar el desastre y el Hipódromo bajo el agua del Salado: la fotografía de una ciudad que encontró en la solidaridad de su pueblo la reconstrucción del ejido social.
Recuerdo esto porque, emblemáticamente, los trabajadores del turf fuimos las primeras familias damnificadas. Años anteriores a ese 2003: lucha de movilización y confrontación por preservar el trabajo, impidiendo que un Concejo Deliberante vendiera el predio y el óvalo de nuestra casa grande, y luego tomando en propiedad participada la gestión del Club, luchando, como tantos de nuestros compañeros en sus ciudades y Provincias, porque un juez decretara la quiebra y la liquidación de activos. Luchando cada semana por llevar comida a su casa y dignidad e integridad a su propia naturaleza de trabajador.
Son imágenes que acompañarán a quienes allí estuvimos hasta el final del recorrido, que nos han templado el alma y el espíritu para saber resistir, pero también para saber amar y dar lo mejor y más recóndito de nuestra entrega desde nuestros corazones.
Cuando 5 años después pudimos volver a abrir el hipódromo -algo que fue posible gracias a la lucha que persistentemente llevamos adelante-, ni siquiera el agua pudo apagar tanto fuego.
Renovamos hoy, con ustedes como testigos, el mandato como Secretario General de la UNIÓN, esta hermosa palabra de inmenso valor.
Lo renovamos más fortalecidos, con más experiencia y carácter, con convicciones firmes de una industria que debe ser, como nuestro Hipódromo de Las Flores, rescatada de la catástrofe y la codicia.
Han sido mis primeros cuatro años desde la transformación de la agonizante Federación del Turf en esta vigorosa y orgullosa UNION DE TRABAJADORES DEL TURF.
Han sido años de creatividad, reivindicación y encuentros.
También de comprobar cuántos objetivos, propósitos y metas nos quedan por cumplir y honrar.
Como una señal, como un emblema, como un estandarte hemos elegido esta ciudad, para lanzar un claro mensaje de CAMBIO de paradigmas y de posicionamientos, para terminar con el sometimiento, y dar paso a la inclusión y reconstrucción de una realidad con nuestra gente.
Es sumamente difícil que se entienda nuestra cultura del trabajo, así como los valores que nos inspiran.
Quienes detentan el poder económico creen que no existe alternativa a su modelo de Slot y explotación.
Pero NO ES ASI, aunque existan cómplices desde hace décadas porque esto se reduzca a Supermercados, canchas de Golf o barrios countries, la UNIÓN ha venido a tomar su lugar ese que nunca se debió ceder en una Argentina Federal y soberana.
Ustedes, compañeros, recordarán lo que ocurrió por ejemplo en PARANA, RAFAELA, MAR DEL PLATA, MENDOZA Y TUCUMAN.
Esto no tiene que ocurrir nunca más. HIPODROMOS ABIERTOS, eso es lo que más queremos.
La refundación del Hipódromo de Las Flores gestionada por los trabajadores es mucho más que una gestión de propiedad participada, es mostrar un norte, un camino, IDEAS, un Turf sin necesidad de Slots ni de subsidios, sino autosustentable en una hípica de una PATRIA GRANDE.
Como Artigas, Estanislao López y Ramírez nos enseñaran: ¡cabalgan como corceles briosos vientos de cambios, compañeros!
¡¡¡Basta de marginalidad, exclusión e impedimentos!!! ¡¡¡Basta de pérdida de dignidad, de cultura y de sueños!!! ¡¡¡Basta de promesas vanas, imposiciones y tristeza!!!
Venimos, llegamos, aquí estaremos, compañeros; porque ésta, NUESTRA Unión de Trabajadores, puede anunciar después de 25 años de ausencia, la firma del Convenio Colectivo de Trabajo con las entidades patronales.
El CCT 645/2012 se homologó y crea las condiciones de trabajo para todos los artífices de esta actividad. Nuestro compromiso sigue siendo el de lograr que todos los trabajadores de la actividad estén registrados.
Sí, lo sé, será tarde para algunos, pero viéndolos, veo en sus miradas, su recuerdo, y ese recuerdo de quienes ya no están, esos que son la causa de lo que somos, nuestros ideólogos, nuestros mentores, nuestra fuente de inspiración.
Sabían que la lucha por la justicia y la dignidad iba más allá de los hombres, para constituirse en nuestro dogma y doctrina. Los espartanos decían: con el escudo o sobre el escudo.
Pero queremos más. Queremos ser artífices de la reconstrucción de nuestras ciudades, de nuestras Provincias de Nuestra patria, de nuestra Latinoamérica.
Queremos desde un Hipódromo, además de eventos hípicos, responsabilidad social, educación, a través de la instalación de escuelas primarias de doble turno, con posibilidad de incorporación niños con capacidades diferentes; dispensarios, para que juntos con la OSPAT podamos implementar programas de atención preventiva y satisfacción de demandas de carácter primario en salud.
Con orgullo, debo anunciar además que trabajaremos junto a una de las instituciones más importantes de la región, como lo es el Club Colón de Santa Fe, para que nuestro predio del Hipódromo de LAS FLORES, sea su segundo centro de entrenamiento.
Para también implementar, a través del Club, programas de fútbol infantil que fomenten la actividad deportiva como motor impulsor de una niñez y adolescencia con igualdad de oportunidades, de inclusión y contención social.
Nos moviliza el amor por nuestros compatriotas, porque quienes han abrazado esta actividad del turf como un estilo de vida y desde esta pasión, con fuerza y convicción, queremos seguir construyendo, una Patria JUSTA, con INCLUSION SOCIAL y respeto al PROJIMO.
Y esta construcción nos necesita a todos y cada uno de nosotros, estar dispuestos a TODO.
Porque solamente nos podrán vencer cuando decidamos no seguir luchando y hoy, más que nunca, estamos acá para firmemente decirles, compañeros y compañeras, que vamos a seguir luchando, por los derechos de los trabajadores, por sus familias, por la dignidad del ser humano, por una sociedad más justa y solidaria.
Por eso les hablo con esta seguridad, porque soy un militante, un tipo común que elige este camino todos los días, que incluso ha dejado de lado su vida personal atrás de este sueño, y no lo digo como un acto de generosidad, que se entienda bien, lo digo porque los verdaderos militantes son aquellos capaces de comprometerse con lo que pasa a nuestro alrededor, y dejan las cosas personales de lado para ocuparse de las cosas del conjunto de la sociedad, para ocuparse del prójimo.
Esa es la definición más clara de un militante. Y así me he sentido toda la vida, un militante de causas justas, con errores y aciertos, pero no tengan duda que lo he hecho desde lo más profundo de mi corazón.
Hoy el compromiso se renueva, asumimos la responsabilidad que como dirigentes nos corresponde, que es la de orientar y marcar el rumbo, pero siempre desde la interpretación histórica, porque es ahí en nuestra historia, en nuestras experiencias, donde vamos a seguir encontrando las respuestas, donde vamos a ver claramente qué es lo que no podemos repetir.
Una de las claves para comprender cuál es nuestro desafío, es interpretar y asumir cómo nos robaron la historia de nuestra actividad, la del turf, la historia hecha a caballo.
No queremos más adormecimiento, ni temores, no queremos más esclavitud, no queremos más trabajo en negro. Estamos aquí para proponerles una lucha, muy distinta a esas que conocemos, queremos librar una lucha de ideas y convicciones, que se conviertan en realidades, esas son las políticas concretas, con resultados concretos. Políticas que puedan ser disfrutadas por el conjunto de la sociedad.
Finalmente, quiero decirles, que este hombre que soy, es quien seguiré siendo hasta el último de mis días. Es quien les propone un sueño, el de seguir construyendo desde la actividad hípica, con los HIPODROMOS ABIERTOS, una PATRIA MAS GRANDE, que solo es posible con el aporte de todos y cada uno de nosotros.
VIVA LA UTTA Y VIVA LA PATRIA COMPAÑEROS!!!!”

Posted in: Textos propios, UTTA