Nijinsky el último ganador del Derby de Epson

Posted on 9 junio, 2012

0


Por Mario Rozano
En el año 1967, el gran Vincent O’Brien compró un prometedor potro por Usd 84,000, por Norther Dancer y Flaming Page en las Subastas de Woodbine. Pocos podían imaginar que de ese potro emergería una super estrella. Nijinsky fue simplemente el Jesús Cristo de las carreras de caballos, al menos en términos de su popularidad entre los aficionados a éste mundo.
En la historia de las carreras, quizá sólo Arkle y Red Rum, sobrepasaron su popularidad. Simplemente, no existe ningún superlativo con el que podamos describir su logros sin precedentes de 1970, algo que hoy en día tampoco ha logrado ningún purasangre de carreras. El gran Dancer del siglo había resucitado. Tenía un punto de velocidad digno de un coche de carreras, era simplemente impresionante.
Edward P.Taylorin, criador de Nijinsky, cruzó a Norther Dancer con Flaming Page para obtener a Nijinsky. Su padre, Norther Dancer (por Neartic y Natalma), fue el mejor tres años americano del año 1964, venciendo en el Derby de Kentucky (Gr.1) y en el Preakness Stakes (Gr.1), aunque no fue capaz de ganar el Belmont Stakes, para de ésta forma hacerse con la Triple Corona. Norther Dancer llegó a ser el mejor semental del siglo XX, produciendo a campeones como Nijinsky, The Minstrel, El Gran Señor, así como a otros grandes sementales, tales como Lyphard o Nureyev (Dancing Brave y Peintre Celebre son nietos de Norther Dancer, Nijinsky heredó de su padre la aceleración así como una cabeza valiente y audaz).
De su madre Flaming Page, ganadora del Queens Plate y segunda del American Oaks, heredó sus largas patas y sobre todo su feroz temperamento. El abuelo de Norther Dancer fue el gran Nearco, el vencedor del Derby Italiano de 1937, las 2,000 Guineas Italianas, Gran Premio de Milano y del Grand Prix de París (batiendo a grandes caballos como Bois Roussel, ganador del Derby Inglés o Cillas, ganador del Derby Francés), teniendo un record histórico de permanencia de estar entre los 10 mejores sementales durante 15 años.
Su línea descendente masculina, incluye a caballos como Roberto, The Minstrel, Mill Reef, Shirley Heights, y obviamente, Nijinsky. También tuvo a grandes sementales como Nasrullah (padre de Bold Ruler) y Royal Charger (padre de Sir Gaylord). De los abuelos de Nijinsky, también son descendientes, Hyperion (abuelo materno y padre de Lady Angela, madre de Neartic), ganador del Derby de Epsom de 1933, quién llego a ser uno de los más influentes sementales de siglo XX.
También incluye ésa linea a otros grandes caballos como el ganador del Derby de Epsom de 1936 en tiempo record, Mahmoud (abuelo materno de Norther Dancer), Native Dancer (padre de Natalma, madre de Norther Dancer), quién ganó 21 de sus 22 carreras disputadas, incluyendo el Preakness Stakes y Belmont Stakes (perdiendo su única carrera por corta cabeza en el Kentucky Derby) y Omaha (abuelo materno de Nijinsky), quién vencía la Triple Corona Americana en 1935. Por tanto, Nijinsky pertenece en su línea más próxima a ocho, más que notables ganadores, lo que le hizo ser como fue.
Nijinsky fue un fuerte y bien proporcionado caballo, de gran altura y fuerte constitución física. Fue bien criado y un caballo muy inteligente, con un gran corazón y muy limpio de manos y tendones. Tenía todo lo que debía de tener un gran atleta.
Desde Septiembre de 1.968, se incorporó en los Ballydoyle Stables, a la disciplina del preparador Vincent O’Brien. Era un potro muy difícil de manejar, teniendo que tener mucha paciencia a la hora de trabajar con él.
La habilidad y experiencia de su entrenador O’Brien, jugó un papel fundamental a la hora de trabajar al caballo para correr. Tenía un temperamento tan fuerte, que frecuentemente se ponía de manos, rehusaba hacer el canter y comenzaba a sudar, sin embargo, las personas que le montaban por las mañanas, tenían una increíble paciencia con el potro. Lo que surgió de todo ello, fue un campeón como tributo a la habilidad de su gran maestro, Vincent O’Brien.
A dos años, tuvo un prometedor debut en el Erle Maiden Stakes, venciendo de una manera muy sencilla, haciéndose posteriormente con tres victorias en tres de las más importantes carreras irlandesas para los dos años, el Railway Stakes, Beresford Stakes y el Angeles Stakes, culminando la temporada con una victoria por cuatro cuerpos en el William Hill Dewhurst Stakes, obteniendo el título de Mejor Caballo de Dos Años.
Su primera carrera a tres años tuvo lugar en el Gladness Stakes en Irlanda. Se deshizo por cuatro cuerpos de Deep Run y del ganador del Coventry Stakes, Prince Tenderfoot, pasando a ser el gran favorito para las Guineas 7-4, algo que no había sucedido desde 1934 con Colombo.
El pelo de Nijinsky resplandecía majestuosamente en el paddock. Sus principales rivales eran tres super clases, Yellow God, Huntercombe y Amber Rama, imponiendo éste último un durísimo paso en la carrera. Hasta la colina, Nijinsky estaba galopando tranquilo, momento en el que Lester Piggott comenzó a mover a su montura, respondiendo de manera soberbia, tomando la cabeza de la prueba y ganando por 2 1/2 cuerpos. Aunque al final de la carrera, el potro comenzó a holgazanear, y la victoria no impresionó a los espectadores. La razón por lo que el potro hizo esto, fue probablemente que tomó demasiado pronto la cabeza y por ello no tuvo esa punta de velocidad final, que se le había visto en otras ocasiones, aunque nadie puede negar que la actuación de Nijinsky, fue la actuación de un gran caballo de carreras.
En el Derby de Epsom, muchos de los expertos y cronistas de carreras, dudaban sobre la capacidad del caballo de abordar la distancia clásica. La principal razón era que su padre, Norther Dancer, no corría bien por encima de los 2,000 metros. Nijinsky tuvo que enfrentarse a uno de los mejores potros franceses de hacía muchos años, Gyr, un hijo del gran Sea Bird.
Etienne Pollet, quién previamente había entrenado a campeones de la talla de Sea Bird o Vaguely Noble, consideraba a su potro imbatible. Otro fuerte rival era Stintino, quién había vencido en el Prix Lupin y en el Prix de Guiche. Las apuestas de Nijinsky estaban 11-8 por primera vez en su carrera.
En la carrera, Cry Baby y Long Till impusieron un duro paso, con Lester y Nijinsky en medio del pelotón. Llegando a Tattenham Corner, Nijinsky fue mejorando posiciones, estando ahora cerca de los lideres de la prueba, Long Till, Meadowville y Moon Plaisir. El campeón francés Gyr, galopaba cerca de Nijinsky. En la recta final, a falta de 200 metros para la la meta, Gyr con la monta de Bill Williamson, tomó la punta y parecía irse a por la victoria, pasando a Great Wall. En éste punto, Stintino comenzó a venir por fuera, sobrepasando incluso a Nijinsky, quién estaba corriendo entre los dos potros.
Por un momento, los tres potros estaban disputando la victoria, sin embargo, Lester fustigó a su montura, y ésta respondió magníficamente, haciéndose con la victoria por 2 1/2 cuerpos, marcando un crono de 2:34.68, el tiempo más rápido desde que en 1936, Mahmoud, se hiciera con la victoria marcando un tiempo de 2:33.8.
Las acción que tenía Nijinsky era la de un magnífico caballo, no de un buen caballo, sino de un gran caballo de carreras. Stintino llegó a tres cuerpos del ganador y Great Wall y Meadowville, finalizaron a 18 cuerpos de Nijinsky. Lo más increíble de todo, es que dos dias antes de la carrera, Nijinsky sufrió un ataque de cólico!!
Posteriormente, Gyr vencía el Grand Prix de Saint Cloud con facilidad y, Stintino batía al ganador del Derby Francés, Sassafras, en el Prix Lupine, con lo que quedaba demostrado que Nijinsky encabezaba la lista de los tres años en Europa. El gran potro demostró su forma venciendo sin problemas en el Irish Sweeps Derby por tres cuerpos, batiendo a Meadowville y Master Guy, a pesar que dio mucha guerra en la salida, antes de la carrera.
En el King George VI and Queen Elizabeth Diamond Stakes, por primera vez en su vida, se enfrentaría a los caballos de edad. Estos incluían a Blakeney, ganador del Derby el año anterior, Karabas, ganador un año antes del Washington International, Caliban, vencedor de la Coronation Cup, Hogarth, ganador del Derby Italiano y Crepellana, ganadora del Oaks Francés de 1969. Vencía por 2 cuerpos a Blakeney, pareciendo que había parado el tiempo detrás de él, fue algo espectacular, algo raramente visto en una carrera de caballos.
Fue la carrera de una super estrella. Nijinsky era un emperador, algo así como Pelé en el fútbol o Muhammad Alí en el boxeo, nunca antes se había visto en Ascot vencer un caballo el King George con la facilidad y con la superioridad que lo hizo Nijinsky.
Nijinsky dejó a grandes caballos de la escena Europea como simples jamelgos, y nunca sería olvidada ésta actuación en la historia de las carreras.
Hacía finales de Agosto, el caballo tuvo una serie de problemas que le provocaron atrasos en sus entrenamientos. Aún así, y en contra de los deseos de su entrenador, Charles Engelhard quería que su caballo disputara el St. Leger, para de esta manera hacerse con la Triple Corona.
El dia del St.Leger, Nijinsky hizo historia al conseguir ser el primer caballo en conseguir la Triple Corona, el King George y el Irish Derby. Conseguía su victoria número 11 de manera consecutiva, un record en la historia de las carreras británicas de media distancia. Lester colocó al potro en una buena posición, marcando el paso de la prueba Davies, y tras él, Politico, King Of The Castle, Fort Roy y Charltown con Meadowville y Nijinsky detrás.
Recién entrada la recta, Nijinsky aceleró, cogiendo a Politico y Charltown a falta de 250 metros para la meta, ganando la carrera, un cuerpo por delante de Meadowville.
Nijinsky lograba así, ser el primer ganador de la Triple Corona desde que lo hiciera Bahrain en 1935, aunque por primera vez, no ganaba una carrera tan fácilmente como en otras ocasiones, teniendo Lester que conservar al máximo las energías del potro. Después de la carrera, el caballo había perdido mucho peso y estaba materialmente quemado, parecía como si se hubiera quedado sin gasolina.
Ahora, su siguiente objetivo era el Arco del Triunfo, la gran carrera europea. Partía como claro favorito y sólo tuvo la fuerte oposición de Gyr, siendo Ortis la principal baza Italiana. Sassafras, el vencedor del Derby Francés, se había hecho con el St.Leger francés, y ganó el Prix du Jockey Club por 3/4 cuerpo. Nijinsky fue molestado por la multitud en el paddock, quienes se apiñaban a su alrededor para ver al gran héroe, era como una estrella de Hollywood. Todo ello le molestó y le puso muy nervioso.
En los prolegómenos de la carrera, Nijinsky había recibido una ovación, probablemente inigualada en la historia de las grandes carreras. Simplemente, mirando como se dirigía hacia la salida, fue uno de los momentos inolvidables de las carreras de caballos de toda la historia.
Golden Eagle marcó el paso de la carrera, seguido de Sassafras, Ortis y Blakeney, con Nijinsky algo más atrás, no cambiando las posiciones hasta la entrada de la recta final, donde Miss Dan y Gyr avanzaban peligrosamente, así como Sassafras, punto éste en el cual Lester, con mucho todavía por hacer, no encontraba un hueco, teniendo en dos ocasiones que dejar de mover a su montura.
Cuando se abrió un hueco, Nijinsky impuso su devastador punto de velocidad para pasar a Miss Dan y Gyr, para irse a por Sassafras, quién era cabeza de carrera, y cuando la carrera parecía decidida, Nijinsky no podía hacer más y Sassafras le daba caza en la misma meta, batiéndole por una cabeza. El gran potro era batido por primera vez en su carrera. El emperador de las carreras había sido destronado. Fue como cuando Napoleon fue derrotado en la Batalla de Waterloo, un gran shock para todos los aficionados que allí se dieron cita.
¿Qué es lo que provocó la derrota de Nijinsky? ¿Se debió a la monta de Lester Piggott? Lester colocó a Nijinsky justo detrás de los lideres de la prueba durante casi toda la carrera, y ello le provocó ciertos problemas a la entrada de la recta final. Aunque también hay que decir que Nijinsky no era el caballo de siempre, y por ello quizás Lester lo llevó más en conserva que de costumbre. De hecho, Nijinsky estaba a seis cuerpos de la cabeza de carrera cuando entraron en la parte decisiva de la prueba. El punto donde Nijinsky perdió la carrera fue cuando hizo un brusco movimiento justo antes del poste de llegada tras fustigarle Lester Piggott por primera vez desde que ganarà el Derby.
Vincent O’Brien culpó de la derrota del caballo a su jinete, Lester Piggot, por no darle un buen recorrido al caballo. De hecho, en las instrucciones previas a la prueba le indicó a Lester que fuera cerca de la cabeza de carrera, y que buscara no tener problemas en la recta final. Este punto será siempre muy discutido, pero bien es cierto que Nijinsky no estaba en su mejor momento, y así lo escribieron los periodistas del momento. El Nijinsky de antes, no hubiera tenido problemas para hacerse con la victoria en el Arco.
Por sólo una cabeza, Nijinsky fue desposeido de la Triple Corona, el Irish Derby, el King George y el Arco del Triunfo, los más grandes logros que puede lograr un tres años.
Vincent O’Brien quería retirar a la super estrella con una victoria en el Champion Stakes en Newmarket. La recepción del potro en el hipódromo fue algo indescriptible, con una sonora ovación, siendo unos momentos realmente emocionantes. Fue batido por un cuerpo y medio, y se pudo comprobar que no se había recuperado del Arco. Sus dos últimas carreras fueron simplemente lo que no se debe hacer a un gran caballo de carreras, como él lo fue, consiguiendo 11 victorias en 13 carreras.
Nijinsky fue retirado a Claiborne Farm en Kentucky, siendo sindicado en una cifra record en aquellos tiempos, cinco millones de dólares.
En el stud, mantuvo la grandeza que demostró en las pistas. Fue el padre de Lammtarra (vencedor en 1995 del Derby de Epsom, King George y Arco del Triunfo), King’s Lake (1981 Irish 2,000 Guineas), Sharastani (vencedor del Derby de Epsom y del Irish Derby de 1986), Golden Fleece (Derby de Epsom de 1982), Shadeed (vencedor de las 2,000 Guineas de 1985 y considerado mejor millero del año), Royal Academy (Breeders’ Cup 1981), Ile de Bourbon (King George 1978), Ferdinand (Derby de Kentucky 1.986), Caerleon (Campeón tres años francés y ganador del Derby, y padre de Generous, ganador del Derby y King George), Green Dancer (padre del ganador del Arco del Triunfo de 1991, Suave Dancer). Como semental, estuvo muy por encima de caballos como Sea Bird o Brigadier Gerard, y le fue mejor que Ribot y Mill Reef.
Produjo a tres ganadores del Derby de Epsom, seis campeones de media distancia, un ganador del Derby de Kentucky, dos grandes milleros, así como un gran semental como Caerleon, y siguiendo por tanto, los pasos de su padre en el stud, Norther Dancer. Ribot lo hizo excepcionalmente bien, produciendo a ganadores del Arco, como Prince Royal o Molvedo, o al ganador del King George e Irish Derby, Ragusa, así como a Tom Rolfe, vencedor del Derby de Kentucky.
Entre los campeones de media distancia producidos por Mill Reef, el gran rival en el haras de Nijinsky, tuvo a campeones de la talla de Reference Point (Ganador del 1987 Derby de Epsom), Shirley Heights (Ganador del 1978 Derby de Epsom, y quién produjo a al ganador del Derby Francés, Darshaan), Acamas (Derby Francés 1978), Doyoun (2,000 Guineas y padre del ganador de la Breeders’ Cup, Daylami), Behara (segundo del Arco), Lashkari (Breeders’ Cup 1984) y Fairy Footstepse (1,000 Guineas 1981), etc….pero Nijinsky fue superior. Grandes hijos de Sea Bird sólo fueron, Allez france, Gyr, Gay Mecene y el ganador del Prix Ganay, Arctic Tern. En años posteriores, sólo Sadler’s Wells, el gran semental de la era moderna, ha sido capaz de mejorar los resultados de Nijinsky. Lyphard y Nureyev, otros dos hijos de Northern Dancer, han sido los únicos capaces de igualar los record de Nijinsky, con hijos como Manila, Dancing Brave o Peintre Celebre.
Lester Piggott creyó que nunca antes había montado un caballo de carreras con la habilidad natural que Nijinsky poseía. Aunque, también pensaba que era un animal muy temperamental, y un caballo especialmente difícil en los cajones de salida, aunque una vez fuera, lo podías llevar donde desearas, pero poseía un carácter mejor que Sir Ivor. Para su entrenador, Vincent O’Brien, fue el mejor caballo que nunca había entrenado.

¿Se podría comparar a Nijinsky con los más grandes caballos de todos los tiempos?
Ciertamente, Nijinsky podría ser un serio candidato al Mejor Caballo del Siglo XX, junto a Secretariat, Phar-Lap, Man o’War, Sea Bird, Ribot, Brigadier Gerard y Mill Reef.Entre los grandes caballos europeos como Sea Bird, Mill Reef o Ribot, éstos no lograron la Triple Corona, Irish Derby y King George, y debido a los problemas previos al St.Leger y que acusó en el Arco, hubiera podido lograr la más grande combinación de clásicos que jamás un tres años hubiera logrado en la historia de las carreras.
Su versatilidad para la distancia fue algo inaudito, ganando desde 1.600 a 2.800 metros. En términos de logros estadísticos, personalmente creo que es el Caballo del Siglo XX. Aunque caballos como Secretariat, Phar-Lap, Man o’War o Citation ganaron de una manera más impresionante, y a rivales posiblemente superiores, excepto quizá Man o’War, aunque estadísticamente no han igualado el record de Nijinsky.
Nijinsky ha sido generalmente considerado inferior como caballo de media distancia a Secretariat, Citation, Phar-Lap, Ribot, Sea Bird y Mill Reef, y así los expertos del turf, mayoritariamente consideran que éstos caballos, tuvieron una más fuerte oposición y demostraron su superioridad con más contundencia que Nijinsky.
Estoy de acuerdo en éste punto de vista. Nijinsky nunca ha igualado el record de Secretariat de vencer una carrera como el Belmont Stakes por 31 cuerpos, donde batió el record del mundo. Man o’War devoró a sus oponentes, ganando carreras como el Belmont Stakes por 20 cuerpos y el Lawrence Realisation por 100 cuerpos!! Nijinsky nunca tuvo la habilidad de Phar-Lap para portar pesos altos, y en éste sentido, Phar-Lap fue superior a Secretariat o Sea Bird, venciendo en la Melbourne Cup con 61 kilos.
La actuación de Sea Bird en el Arco de 1965, ganando por seis cuerpos, sobrepasó cualquier actuación de Nijinsky. Los caballos a los que batió, como el ganador del Derby Francés, Reliance y Diatome fueron sin duda grandes caballos. Su victoria en el Derby fue obtenida de una manera meritoria. Las dos victorias consecutivas de Ribot en el Arco (especialmente la segunda) y su record de imbatibilidad, a pesar de haber tenido que viajar a tres países diferentes a su nativa Italia, hecho en aquellos tiempos prácticamente inverosímil, le pueden colocar por delante de nuestro campeón.
En cuanto a Mill Reef, es probable que fuera superior a Nijinsky, no sólo por enfrentarse a caballos de mucha calidad como Caro (mejor caballo de edad, al que Mill Reef batió por 4 cuerpos en tiempo record, tras haber ganado Caro, también en tiempo record el Prix Ganay) y Pistol Packer (a la que Mill Reef batió por tres cuerpos en el Arco), sino porque ganó carreras como el King George, el Eclipse Stakes o el Prix Ganay, por amplios márgenes.
Su victoria en el Prix Ganay de 1972 por diez cuerpos, fue algo de lo más grande nunca visto en una carrera europea, mejorando cualquier actuación de Nijinsky. Tampoco fue del agrado del Nijinsky el terreno pesado, venciendo todas sus carreras en pistas firmes.
Brigadier Gerard vencía en 17 de sus 18 carreras, incluyendo 15 de manera consecutiva, lo que significaba un record en Gran Bretaña. Aunque Brigadier Gerard fue el mejor caballo por encima de la milla, sería injusto compararlo con Nijinsky.
El timeform de Nijinsky era de 138, por debajo incluso de Vaguely Noble, Shergar o Dancing Brave, todos ellos con un timeform de 140, aunque muchos expertos lo critican, al señalar que en ningún caso fue inferior a ellos. Sea Bird, Ribot y Mill Reef tuvieron un timeform de 145, 142 y 141, respectivamente. Vaguely Noble tuvo sólo una verdadera super actuación, cuando batía a tres años a Sir Ivor en el Arco del Triunfo. Para colocarle por encima de Nijinsky, debería de haber corrido los Clásicos británicos.
Estoy de acuerdo con los expertos, en que Dancing Brave era mejor caballo sobre la media distancia que Nijinsky, sin embargo, también creo que debería de haber tenido un timeform superior a Dancing Brave.
Aunque Dancing Brave batió a potros como Bering, Shardari o Sharastani, no sobrepasó los logros de Nijinsky. Además, éste dió muestras de su versatilidad en todas las distancias, como demostró al ganar el St.Leger.
Lo que está claro, es que a pesar de tener un timeform por debajo de Sea Bird, Ribot o Mill Reef, entre otros grandes caballos de media distancia, Nijinsky demostró ser un super caballo.
En 1992, Nijinsky nos dejaba, aunque dejando su huella inmortal en todos los aficionados a las carreras.
JOCKEY CLUB SITE

Anuncios