Manipuler ganó el Old Man en tiempo récord

Posted on 11 julio, 2012

0


El propio Nicolás Martín Ferro tuvo un rapto de sinceridad absoluta unos minutos después de que ganara el Clásico Old Man (G3-1400 m) de ayer en Palermo con Manipuler: “La verdad que es muy difícil que una misma temporada tengas en tu stud a potrillos como él y Winning Prize”.
La razón es absoluta para el heredero de una pasión de la familia: entrenar. Como también lo es que a su juventud está demostrando la madurez necesaria como para dirigir con solidez las campañas de ambos, uno ya consagrado como el mejor de la generación en la actualidad; el otro, desde ayer, ya metido de lleno también en el grupo de los potrillos superiores.
Le tenía fe ciega al hijo de Grand Reward Nico. Lo había dejado saber entre semana, apoyado en movimientos matinales destacados por todos los cronometristas. Y, a la hora de la verdad, el zaino del Stud Keyser Soze no hizo más que responder.
De punta a punta, a lo bueno, demostró talento grande para mantener su invicto ganándole a un rival de experiencia como Safety Belt (Easing Along) -ya había enfrentado valientemente a Winning Prize en un par de ocasiones- y en el tiempo récord de 1m19s91/100, dejando en el arcón de los recuerdos el establecido no hace mucho por Sardinero (Manipulator).
Jorge Ricardo no especuló un segundo con el caballo nacido en La Quebrada y que tiene madre por Old Trieste (A.P. Indy), casualmente como Lingote de Oro (Orpen), el gran ídolo de Carlos Felice y toda su gente.
Las puertas se abrieron y Manipuler ya estaba adelante. De cabeza torcida, como queriendo dar más, recorrió la curva, todavía allí seguido de cerca por Victory Run (Southern Halo). Ya en la recta, tras cambiar de mano, arrancó y sacó ventajas que serían imposibles de descontar para Safety Belt.
Esta vez con careta, el pupilo de Alfredo Gaitán Dassié ratificó su potencial, aún perdiendo. Vino encerrado por dentro, en una posición incómoda, pero cuando zafó se arrimó bastante en el cierre, tras cambiar de mano tarde. Es cierto que a esa altura Ricardo le había aflojado el cuerpo al ganador, pero el hijo de Easing Along vino rápido. A fin, la diferencia fue de apenas 3/4 de cuerpo.
Según el teletimer oficial, Manipuler estableció parciales de 21s86/100, 45s9/100 y 1m7s61/100 para cerrar en el mencionado 1m19s91/100. El reloj de Palermo deja mucho y las dudas al respecto fueron grandes. Será un problema de credibilidad que algún día encuentre solución…
El Clásico Old Man, que ayer marcó el primer paso del Campeonato Invierno porteño, tuvo en Manipuler a una figura destacada y bienvenida para el ránking generacional.
La misión pasará ahora por que esa velocidad tremenda de la que es dueño pueda extenderse, como primer paso, hacia la milla, la distancia del Clásico Cané (G2) y de la Polla de Potrillos (G1), quizás sus próximos objetivos.
TURF DIARIO

Anuncios