Montevideo “se vende” en Hollywood

Posted on 26 julio, 2012

0


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una ciudad de cine. Cada año se realizan más rodajes: en los 90, solo había uno por mes; ahora se produce más de uno por día. Uruguay presentará catálogo de locaciones en feria de Los Angeles
Montevideo se disfraza todos los días para la publicidad y puede ser cualquier ciudad. Para que se disfrace todavía más, la Intendencia editó un catálogo de locaciones y lo presenta en la Feria Internacional de locaciones de Los Angeles.
Uruguay no es el mundo, pero así lo ven los publicistas. En los bañados de Guazuvirá ellos ven Vietnam; en las dunas de El Pinar ven el desierto del Sahara; en el Cerro del Penitente ven Escocia. Y en Montevideo, casi todas las ciudades del mundo.
“En Rincón y 25 de Mayo está Nueva York”, dice Javier Shaibún, locacionista de la productora Salado Media. “La Estación de AFE es Moscú”, comenta Estela Naya, productora Ejecutiva de Kafka Producciones. “Y si precisás mostrar Canadá o Estados Unidos antes ibas a Carrasco, pero ahora por los muros y las rejas, tenés que ir a barrios privados como La Tahona o a Punta del Este”, explica Andrés Maihlos, productor de El Camino films.
No es alucinación. Es un trabajo de imaginación y también de arte. “Si en la Ciudad Vieja (foto) ponés una cabina roja y lluvia te da Londres”, dice Verónica Berta Directora de Producción de Salado Media. “Trabajás con el set dressing más la arquitectura del lugar. Es un trabajo en conjunto con el departamento de arte. Tenés que considerar esas cositas que ves en otros lugares y te llaman la atención”.
Para el mundo Montevideo es una plaza fílmica que compite con sus locaciones a nivel internacional. Cada año se realizan más rodajes publicitarios.
“En los 90 había un rodaje por mes, y actualmente hay un rodaje y medio por día”, dice Gisella Previtali, encargada de la Oficina de Locaciones de la Intendencia, una división creada en 1996 para atender y coordinar las demandas de espacios desde el sector audiovisual.
En 2011 se filmaron 125, un 20 por ciento más que en 2009; 71 de ellos fueron para el extranjero. Lo habitual es que la logística esté a cargo de una productora local en una modalidad de colaboración que se denomina servicio de producción y por la cual la productora local ejecuta las órdenes de una agencia publicitaria extranjera.
“Es como si la casa de arquitectos estuviera en Nueva York y nosotros fuéramos la empresa constructora”, explica Maihlos.
Ventajas. Al menos dos marcas recorrieron el mundo transitando únicamente rutas uruguayas. Fueron Volkswagen y Toyota. Volkswagen recorrió París en la Plaza Zabala, Londres en el Prado, Japón en la Torre de las Telecomunicaciones y Brasil en la rambla a la altura del Yacht Club. Toyota, en cambio, estuvo en un pueblo beduino en las dunas de El Pinar, en Nueva York en la Ciudad Vieja y en Montecarlo en el Hotel Argentino de Piriápolis (foto). En ese mismo lugar estuvo Hugh Jack-man, pero para quienes vieron ese comercial de té Lipton, Piriápolis era Miami.
“Básicamente es un tema de precio: se puede filmar mas barato de lo que sale en Los Angeles, que es la ciudad que fija los precios del sector. Hay lugares más caros y más baratos que Los Angeles; Uruguay entra dentro de los más baratos y eso no lo puede perder. Pero cada vez cuesta más hacerlos bajar porque nos hemos encarecido en dólares y ellos se han abaratado”, explica Maihlos.
Uruguay tiene otras ventajas, además del precio. Estar en el hemisferio sur es una de ellas. Eso tienta a las productoras del norte, que en el invierno precisan más horas de luz diurna durante sus rodajes.
Desde el exterior, Uruguay es visto como un lugar seguro. Eso aporta confianza cuando se trata de publicidades que filman con celebrities.
La diversidad en la arquitectura hace que en Montevideo se pueda representar cualquier lugar, o ninguno en particular. Eso fue lo que buscó Lipton al filmar en la Ciudad Vieja.
La proximidad en las distancias permite abaratar costos de transporte. Y que se pueda simular el Caribe en Colonia (foto,izq) y estar en la playa de Malvín a las dos horas, simulando que se está en Barcelona. Por último, la mixtura racial en Uruguay permite encontrar personas de todas las etnias.
El catálogo de locaciones de Montevideo presenta a la capital uruguaya como plaza fílmica internacional y pretende ser un muestrario de su variedad paisajística. El mismo no ha sido presentado aún en Montevideo, pero los primeros ejemplares viajan esta semana a la Feria de Locaciones de la Asociación Internacional de Film Comissions de Los Angeles, a la que Uruguay se presenta por tercer año consecutivo.
Las imágenes y textos del librillo son acompañadas por una infografía que resume las características del país y las ventajas que tiene filmar en la ciudad.
El catálogo muestra 115 locaciones relevadas por la especialista Margarita Brum y seleccionadas por la oficina de Locaciones de la Intendencia dentro de las más utilizadas en los rodajes. Las fotografías fueron tomadas por Ramiro Rodríguez Barilari.
“Se buscó mostrar que Montevideo, en un espacio chiquito, tiene arquitectura patrimonial, estructuras futuristas, playa, campo…, que hay de todo”, explica Gabriela González, funcionaria de la Oficina de Locaciones.
“El catálogo es algo que tienen todas las ciudades que quieren ofrecerse como plaza fílmica; es la manera de mostrar al mundo sus locaciones”.

Lugares con más atracción
El Parque Rodó (foto) tiene espacios ciudados, como el patio andaluz y el puente, que son muy utilizados sobre todo en los comerciales filmados para el hemisferio norte.
La Avenida Libertador es de las pocas avenidas de varios carriles de la ciudad. Los edificios al costado le dan un aire cosmopolita de gran ciudad y la fuga hacia el Palacio Legislativo la hace especialmente solicitada. Es dificil de usar por el caudal del tránsito.
La Plaza Zabala tiene la característica de que su arquitectura está hecha a semejanza de París. Además tiene una verja que cerca su predio que antes era muy común pero que en la actualidad solo se encuentra allí.
Las playas, especialmente las de Pocitos, Malvín y Carrasco, tienen la característica de estar integradas al casco urbano. Las playas del oeste se han utilizado para recrear islas desiertas.
DE TURFE UM POUCO