Deportivo y elegante

Posted on 2 agosto, 2012

0


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La marca alemana presentó en la Argentina la nueva cupé de la familia C, una combinación de estilo y ambición, con más equipamiento y confort

Mercedes-Benz lanzó en nuestro país la versión cupé de su familia más vendedora, la Clase C. El nuevo C250 combina elegancia con un diseño deportivo, con equipamiento pre-mium y un interior y detalles de confort muy parecidos a los del sedan.
En la fábrica alemna aseguran que las suspensiones fueron diseñadas para ofrecer un tacto más firme. Dicho en criollo: se alejan de la típica comodidad made in Stuttgart para poder hacer frente a sus archirivales: los Audi A5 y BMW Serie 3 Cupé.
La suspensión incluye por default el tren de rodaje Agility Control, con regulación variable de la amortiguación y el equipo de frenos dispone de ayuda al arranque en rampa y la función de eliminar el agua de los discos de freno al
circular bajo la lluvia.
En su lista de equipaje/de serie figu-ran siete airbags, incluyendo airbags d( cabeza y de rodilla para el conductor, el control de estabilidad y de tracción (ESP y ASR), los faros antiniebla, la dirección asistida Direct Control, el climatizador bi-zon Thermatic, sensores de luz y de lluvia, radio CD MP3 con pantalla táctil y llantas de aleación de 16″, entre otros.
El diseño de la Clase C ganó en fres¬cura. Es una carrocería de dos puertas y aunque eso siempre impone sus limitaciones, el diseño de este modelo lleva la habitabilidad a niveles más que aceptables.
También es un dato notable la colocación del mando de la distribución por engranajes y cadena en la parte trasera del motor. Este diseño se introdujo, en realidad, para cumplir con la normativa europea de protección de peatones en caso de atropello, pero en estas pampas funciona como un optimizador de la potencia. Para la alimentación, el motor dispone de dos turbocompresores colocados en línea, de distintos tamaños y presión que actúan de manera individual o solapadamente.

Anuncios