Pistorius, el atleta victorioso

Posted on 15 agosto, 2012

0


Por Daniel Roberto Viola
Oscar Pistorius, atleta sudafricano acaba de concretar su participación en Londres 2012. Con 25 años de edad, tiene ambas piernas amputadas por debajo de las rodillas desde los 13 meses de vida, a consecuencia de una enfermedad degenerativa. En reemplazo, utiliza sendas prótesis de titanio y fibra de carbono, que se accionan de forma biodinámica para competir en carreras de 100, 200 y 400 metros.
Dura batalla debió librar contra la decisión de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) previo a los Juegos Olímpicos de Pekín (2008). Medalla de oro y bronce en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, tres años antes fue invitado a una competencia con atletas sin minusvalías, en Roma, donde consiguió la marca de 46 segundos 90 centésimas en los 400 metros, su especialidad. En enero de 2008, el Consejo de la IAAF decidió no autorizarlo a competir bajo sus reglas, merced a un informe del profesor Pert-Brueggemann de la Universidad Alemana del Deporte de Colonia, quien concluyó que el uso de prótesis le otorgaba una ventaja deportiva. La regla de la IAAF nº 144.2 establece que: “para el propósito de esta norma, los siguientes serán considerados de asistencia, y por consiguiente prohibidos: […] el uso de cualquier mecanismo técnico que incorpore resortes, ruedas o cualquier otro elemento que provea al usuario una ventaja por sobre otro atleta que no use cierto dispositivo”.
La IAAF luego de diferentes pruebas con la presencia de Pistorius y de otros atletas sin discapacidad, sostuvo que el uso de prótesis le concedía una ventaja técnica del 30%, al emplear una menor energía. Ello motivó la apelación ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) con sede en Lausanne, Suiza, en base a estudios de especialistas de EE.UU. En mayo de 2008, el Tribunal integrado por tres árbitros independientes (Reino Unido, EE.UU. y Suiza), encuadró el caso como “elegibilidad de un atleta discapacitado para competir en un evento de la IAAF conjuntamente con atletas plenamente capacitados”.
Entre los fundamentos de la decisión del TAS, se dice que no hay suficiente evidencia de ventajas bioquímicas o metabólicas por sobre otros atletas, siendo que el atleta discapacitado utiliza la misma cantidad de oxígeno en una sub-máxima de velocidad de marcha que los atletas capacitados, sin signos de efectos biomecánicos que le otorguen una ventaja a causa de las prótesis. Que no podía prohibírsele competir con atletas 100% capacitados. El estándar jurídico evaluado fue el “balance de probabilidad” que debe primar por sobre la “duda razonable” aplicable a los procesos disciplinarios.
El TAS dictaminó: 1- Que la IAAF no pudo satisfacer la carga de la prueba sobre la ventaja deportiva atribuida al uso de las prótesis. 2- Que debía revocarse con efecto inmediato la resolución 2008/1 del Consejo de la IAAF (14/1/2008), resultando “elegible” para los eventos organizados por la IAAF mientras utilice el modelo de prótesis “Össur Cheetah Flex-Foot” que fuera exhibido como prueba en la audiencia de apelación. 3-Que el ámbito de aplicación de esta regla es -únicamente- para el Sr. Pistorius, para el uso de la prótesis especificada. 4- Que esta regla de “elegibilidad” no es aplicable a ningún otro atleta amputado y a ningún otro modelo de miembro prostático, debiendo la IAAF revisar imparcialmente, las circunstancias caso por caso, en un contexto de conocimiento científico actualizado al día de cada revisión.
Pese a este reconocimiento del TAS, no pudo clasificar para los JJOO de Pekín 2008. Recién pudo hacerlo para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aunque sus marcas quedaron lejos del podio, es el primero en participar de certámenes paralímpicos y olímpicos.
El enorme esfuerzo de correr con el auxilio de prótesis, bajo ninguna licencia empírica puede significar “ventaja deportiva” en la alta competencia internacional.
Jean Jacques Rosseau (1712-1778), filósofo e inspirador de la Revolución Francesa (1789) sostiene en su obra “El Contrato Social” que “El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado”.
Cuando era estudiante, Pistorius practicó rugby, water polo, tenis y lucha libre. La IAAF lo describió como un gran atleta, un atleta inspirador. Sin dudas, es un atleta “invictus” más allá de los resultados y un valioso antecedente para futuros casos ante el TAS.
EL CRONISTA