EL Shaggy aguantó y revalidó sus viejos lauros

Posted on 28 agosto, 2012

0


El domingo el hipódromo tucumano se puso el frac al organi­zar el séptimo pase de la Copa UTTA El zaino Shaggy con la monta de Cruz Marcelino Matricardi, que defiende los colores de la ca­balleriza L.C.J se impuso en la sépti­ma edición de la Copa UTTA que se realizó ayer por la tarde en el Hipó­dromo de Tucumán.
Cuando el estárter dio la orden de partida Shaggy corrió siempre cerca de los punteros, desde el cuarto puesto, mientras que Wildness, Oli-ver Dan y Burgales corrían en los primeros puestos. Ya al ingresar en la recta final por los palos Oliver Dan con la monta de Diego Acosta marcaba el camino y por media cancha Shaggy con Matricardi iba en busca del puntero en que le plan­teo una lucha por quedarse por la victoria. El hijo de Bernstein que se encuentra al cuidado de Julio Seme rápidamente superó a Oliver Dan y tomó la delantera con comodidad. En los metros finales Shaggy apeló a una gran guapeza para contener las atropelladas de Storm Vidente y de Ciprian City quien tuvo algunos tropiezos en el desarrollo.
Shaggy, que pertenece al propieta­rio local José Luis Garda, tiene un historial exitoso en la Copa UTTA ya que el año pasado ganó la edición Nacional de la serie y en esa jomada fue adquirido por los actuales due­ños que nuevamente pudieron fes­tejar otro triunfo del caballo criado en el Harás Abolengo.
La próxima edición de la Copa UTTA se llevará a cabo en la provin­cia de San Juan el 23 de septiembre, en lo que será la octava edición de la serie. Que por primera vez recibe es­te torneo federa.
Matricardi, dialogó con El Tribu­no, nos hizo saber que la indicacio­nes que había recibido por parte de su cuidador Seme y propietarios Garda y Cumín antes de las carreras era córrelo en la punta. “Pero como salieron adelante Wildnes y Oliver Dan tomé la determinación de que­darme quieto y correr de menor a mayor y los metros pedirle el resto. Y creo que fue justo ganador.
El cuidador Julio Orlando Seme, dijo sobre Shaggy que “antes de la carrera era difícil hacer un pronóstico, lo tuve que recomponer por­que vino de La Plata muy destrui­do y poco a poco se está poniendo a punto”. “Tras tres meses de inac­tividad resolvimos reprisarlo la reunión anterior sobre el tiro de 1.300 metros y ganó fácil. El día lu­nes lo pase 1000m en 1 “2” dejando muy buen concepto”
Uno de sus propietarios Juan Cumin, dijo: “Tengo la suerte de que el Gordo García me regalo el 20% de Shaggy cuando vino de La Plata. Mostró que es un gran caballo a pesar que tenía miedo por la distancia que no la había corrido nunca y en los metros fi­nales Storm Vidente con Cristian Quiles se nos venía como para pelarlo al mío”.
En cuanto a José Luis García se lo vio muy emocionado y más cuando su hijo recibió el trofeo co­mo el año anterior de las manos de Carlos Felice. “Creemos que va­mos a correr uno de los clásicos sobre la distancia de 1.400 metros cuando se corra el Batalla porque creemos que sino va empezar a sentir el trajín”, expresó Garda.
EL TRIBUNO DE TUCUMÁN