Redes sociales ayudan a ganar sponsors a deportistas olímpicos

Posted on 31 agosto, 2012

0


Por Emily Steel y Maija Palmer
Los deportistas olímpicos vuelven a sus hogares. Llegan desde Londres con la esperanza de apoyarse en los medios sociales para lograr un objetivo: prolongar este momento de recargada fama para que las marcas les ofrezcan contratos de publicidad.
Para muchos atletas, su participación en los juegos disparó su potencial de futuros ingresos, aun para nombres muy conocidos como Michael Phelps, el nadador estadounidense con más medallas olímpicas de todos los tiempos, y Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo.
Phelps y Bolt podrían facturar cerca de u$s 50 millones en contratos de promoción, si logran mantenerse en el centro de la atención pública más allá del halo de los juegos olímpicos, aseguró un ejecutivo de SponsorHub, compañía intermediaria de contratos publicitarios.
El nivel de seguimiento que obtiene un deportista en Twitter, Facebook y otros medios sociales rápidamente se convirtió en un factor clave para incrementar sus ingresos por afuera de su profesión.
“Las marcas siempre preguntan cuántos seguidores tiene el deportista,” contó Ricky Simms, director de Pace Sports Management y agente de Bolt en todo el mundo. “Para muchas compañías, ésa es la manera en la que quieren llegar a sus clientes.”
Los atletas olímpicos tradicionalmente tenían poco tiempo para capitalizar su buen desempeño en las competencias porque rápidamente desaparecían de los ojos del público, aseguran los ejecutivos de marketing. Pero ahora los medios sociales les permiten prolongar esa relación con sus fans compartiendo mensajes, fotos y videos.
Los patrocinios hoy normalmente incluyen la promoción por medios sociales. Antes de que comenzaron los juegos de Londres, por ejemplo, Bolt escribió mensajes sobre sus sponsors, y posteó la imagen de una heladera repleta de bebidas Gatorade.
Hasta hoy, los deportistas que participaban de los juegos no podían promocionar a sus sponsors personales mediante los medios sociales, salvo que contaran con una dispensa especial.
Los anunciantes que patrocinaban a los atletas pero no eran sponsors oficiales de los Juegos Olímpicos también tuvieron prohibido mencionar esa relación durante los últimos treinta días.
Y como ahora finaliza la restricción, se espera una ola de avisos publicitarios felicitando a deportistas.
Bolt es uno de los medallistas con más seguidores, tiene más de 8 millones de fans en Facebook y 1,6 followers en Twitter, comparado con los 620.000 que atesoraba antes de los juegos.
Sin embargo, probablemente para algunas estrellas de deportes menos populares (y que saltaron a la fama debido a su buen desempeño durante las competencias) será más difícil traducir el número de seguidores en nuevos contratos de publicidad.
Gabby Douglas, la gimnasta norteamericana que obtuvo una medalla dorada, vio cómo sus 29.000 fans anteriores a Londres 2012 se convirtieron en 654.000. No obstante, los ejecutivos del área de marketing sostienen que es probable que su atractivo para los anunciantes disminuya con relativa rapidez.
EL CRONISTA