Hay menos muertos por accidentes

Posted on 10 septiembre, 2012

0


Por Ángeles Castro
El número de muertos en accidentes de tránsito en la Capital bajó durante el primer semestre de 2012 un 28% respecto del mismo período de 2011. Se trata, además, de la menor cantidad registrada durante iguales lapsos de los últimos siete años.
Según datos de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito porteña, en los primeros seis meses de este año fallecieron 34 personas -la mayoría, peatones y motociclistas- en siniestros viales ocurridos dentro de la ciudad, contra las 47 víctimas que hubo durante el primer semestre de 2011.
La cifra actual -estimada sobre datos provistos al gobierno porteño por la Dirección General de Comisarías de la Policía Federal Argentina- superó incluso el récord anterior, cuando en los primeros seis meses de 2009 habían muerto en accidentes 37 personas.
Tras ese pico descendente, en 2010 y 2011 volvió a crecer el número de fallecidos en el tránsito. Mientras 2009 cerró con 76 víctimas fatales, la cantidad de decesos en incidentes viales fueron 104 en 2010 y 83 el año pasado. Estos guarismos, no obstante, permanecieron por debajo de los registrados entre 2005 y 2008, período en el cual los decesos no dejaron de aumentar.
Las oscilaciones históricas llevan a las autoridades porteñas a ser precavidas con la disminución récord producida en lo que va de 2012.
Los colaboradores del subsecretario del área, Guillermo Dietrich, subrayan que la importante merma registrada durante el primer semestre de 2009 respecto de igual período de 2008, que se ubicó en el 50% (74 contra 37 casos), habría obedecido al aumento de los controles viales desplegados entonces.
Ahora que, tal como reveló ayer LA NACION, los operativos fueron reducidos, la baja en el número de muertos en accidentes fue adjudicada a una “mayor conciencia social” sobre la magnitud de la problemática.
Las ONG que trabajan en seguridad vial relativizaron la existencia de un cambio cultural. “Las conductas riesgosas siguen existiendo, incluso hay nuevos escenarios que hemos criticado, como el restablecimiento de la doble mano sobre las avenidas, que posibilita el choque frontal, el más cruento de todos”, explicó Eduardo Bertotti, del Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV).
“Basta con salir a cualquier esquina para ver que no se registran muchos cambios de conducta. El gobierno porteño hace algunos esfuerzos; los controles de alcoholemia fueron un progreso, incluso dentro de sus limitaciones. Pero no veo nuevos comportamientos ni una profundización de los controles que puedan explicar una baja en las muertes”, opinó Alberto Silveira, de la asociación civil Luchemos por la Vida.
Silveira también recordó que las cifras que maneja la Policía Federal, fuente de la información del gobierno porteño, “históricamente tienen muchas omisiones”, como por ejemplo las personas que salen heridas en los accidentes de tránsito pero luego mueren en los días posteriores.

Radiografía
Respecto de las 34 personas fallecidas en siniestros viales durante el primer semestre de 2012, como se dijo, el 76% fueron peatones (13 casos) y motociclistas (13 casos).
A partir de esta presencia preponderante, tanto peatones como motociclistas son considerados grupos de riesgo por las autoridades del área de seguridad vial.
Por eso, recordaron los voceros de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito, a partir de julio se endurecieron los exámenes que los motociclistas deben rendir para obtener el registro de conducir; el 21,34% de los postulantes fue desaprobado.
En tanto, para proteger a los peatones, y con el objetivo de que puedan calcular el tiempo de cruce, ya funcionan en la ciudad 124 semáforos con cuenta regresiva. Según las previsiones, sumarán 1200 en 2015.
Entre los factores que confluyen en los accidentes, figuran principalmente el exceso de velocidad -en un 35% de los siniestros- y el exceso de alcohol en sangre de los conductores.
Durante el primer semestre de 2012, se realizaron 101.072 tests de alcoholemia a conductores, de los cuales dieron positivo 701 (el 0,7%).
LA NACION