¡Abajo las caretas!

Posted on 21 septiembre, 2012

0


Por Sebastián Cutugno
Volvió a suceder. Como tantas veces que el interior buscó tener mayor participación en el turf nacional, todo es como era entonces. Recuerdo, me tocó vivirlo en carne propia (participé de varios proyectos que agrupara al turf del interior en defensa de sus intereses), que cada vez que se iniciaba un movimiento de este tipo todo eran flores.
Los señores que manejan la actividad a su antojo desde el otro lado de la General Paz, se mostraban sonrientes y dispuestos a acompañar lo que estaba sucediendo. Claro que cuando se avanzaba algo, inmediatamente las sonrisas se convertían en gesto de asco y asomaban las trabas para desarticular lo que, tibiamente, estaba creciendo.
De esta manera tiraron abajo uno tras otro cualquier intento de crecimiento y mantuvieron vivo el turf para pocos.
Lo mismo sucedió cuando este sueño maravilloso de la Copa UTTA creado por los trabajadores, representados por su Secretario General Dr. Carlos Daniel Felice, sobraban los dirigentes de oficina que se sumaban al proyecto. Había que subirse al tren de la victoria total, como tantas otras veces, sobraría el tiempo para tirar abajo el sueño de los burreros del interior. Pero, ¡oh sorpresa! La copa no se desmoronaba, sino todo lo contrario. Los “cabecitas negras” del interior comenzaron a hacer suyo el sueño de un visionario y se fueron alistando en el ejército, sin más armas que la unidad y las ganas de tener identidad propia, y la copa fue creciendo. Entonces comenzó el boicot, las caretas desaparecieron y asomaron los dientes de lobo. Miles de dardos venenosos quisieron desprestigiar a los hacedores del turf federal, pero a esa altura hacía falta algo más que mentiras para parar la avalancha de “gauchos” que se sentían liberados y fuertes, capaces de crecer por si solos y tirar al diablo la falsa protección de los hipódromos centrales. Algo había que hacer, entonces comenzaron las trabas al simulcasting.
Recuerdo que no hace mucho (no pidan fecha o precisiones, no soy un reloj, solo un hombre que escribe -y mal- sus sensaciones) hubo tres carreras en simulcasting (dos de Tandil – o Azul- y una común de Tucumán y se dejó sin trasmisión la carrera de la Copa UTTA que se disputaba ese mismo día o la vergüenza infame de que esa carrera se trasmitió en simulcasting al mundo a través de Maroñas y los argentinos no pudieron verla porque el hipódromo de turno les negó el simulcasting, como nuevamente sucederá en San Juan este fin de semana.
Sigan señores, pero este humilde escribiente que habita a más de mil kilómetros del centro del turf para pocos, quiere decirles que ya no engañan a nadie, que todos tierra adentro sabemos de que se trata y que más temprano que tarde, le pese a quién le pese, el interior logrará lo que desde siempre soñó: ser parte de un turf nacional grande y para todos, con participación en las decisiones y no un simple partenaire.
Los dirigentes y gremialistas que no entienden que se terminaron los privilegios de unos pocos por el bien común de la mayoría, deberá dar un paso al costado y dedicarse a otra cosa. SALUD COPA UTTA. SAN JUAN NOS ESPERA PARA UN NUEVO BRINDIS DE TURF FEDERAL.
ALMA BURRERA