Soros cierra sus fondos y se retira del mundo de la inversión

Posted on 26 septiembre, 2012

0


El multimillonario inversor y filántropo George Soros anunció que cierra su fondo de alto riesgo Quantum a inversores externos después de cerca de cuatro décadas en Wall Street, y a partir de ahora se dedicará a gestionar exclusivamente el patrimonio familiar.
Así lo comunicó Soros a los clientes de Quantum en una carta en la que justifica la decisión por las nuevas reglas de la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC), que obligan a determinados fondos a registrarse ante el organismo regulador a partir de marzo de 2012.
El inversor de origen húngaro detalla que a partir de entonces no podrá gestionar fondos de terceras personas que no formen parte de su círculo familiar, por lo que anunció a sus clientes que la junta directiva de Quantum devolverá todo el dinero invertido a los inversores externos.
La devolución del fondo, que gestiona en la actualidad activos por unos u$s 25.000 millones, tendrá lugar entre finales de este año y principios de 2012, y se situará por debajo de los
u$s 1.000 millones.
La nueva regulación obligará a los fondos que gestionen activos por encima de u$s 150 millones a comunicar a la SEC información sobre sus inversores y empleados, los activos que manejan y sus actividades al margen del negocio, y puede ser sometidos a inspecciones periódicas del organismo regulador.
“Nos gustaría dar las gracias a todos aquellos que eligieron Soros Fund Management para invertir sus activos en los últimos 40 años. Confiamos en que se hayan sentido recompensados con el paso del tiempo”, dice la carta, firmada por Jonathan y Robert Soros, los hijos del legendario inversor de Wall Street.
Soros nació en Budapest en 1930, en el seno de una familia judía, en la que su padre era escritor de esperanto. De hecho, este mago de las finanzas es una de las pocas personas en el mundo que tienen el esperanto como lengua materna. Durante la ocupación nazi, se vio obligado a utilizar una identidad falsa (en realidad se apellidaba Schwarzt) que sonase menos semita. Durante esta etapa gris sobrevivió en Hungría negociando con divisas en el mercado negro, actividad en la que se destacaba.
Aunque Soros también llevó durante un tiempo la estrella de David (con la que identificaban los judíos por las calles) a los 17 años huyó a Londres. Allí estudió en la London School of Economics y asistió a las clases del filósofo liberal Karl Popper, que le marcó definitivamente con sus teorías de la sociedad abierta y la construcción de las democracias.
Soros se trasladó a Estados Unidos en 1956 y obtuvo la nacionalidad norteamericana cinco años después. Rápidamente se introdujo en el mundo de las finanzas donde desarrolló una increíble habilidad para jugar con los tipos de cambio y obtener grandes ganancias.
En 1969, y tras trece años como corredor de bolsa, lanzó Quantum Fund, uno de los mayores fondos de capital riesgo. Cuatro años más tarde fundó Soros Fund Management, que consiguió rentabilidades del orden del 30% anual.
Pero fue realmente en 1992 cuando el húngaro saltó a la fama. Entonces apostó u$s 10.000 millones a que la libra británica se devaluaría y consiguió expulsarla del sistema monetario europeo y embolsarse u$s 1.000 millones en un solo día. El Banco Central británico no pudo resistir en los mercados de cambio. Tal movimiento le valió el calificativo de “el hombre que rompió el Banco de Inglaterra”.
EL CRONISTA