Siri: una secretaria en el teléfono

Posted on 4 octubre, 2012

0


Por Dario Gallo
Los argentinos que usen iPhone 4S o el iPad de tercera generación ya pueden usar Siri en español. El asistente virtual que compró Apple para sus móviles estaba en inglés desde hace un año, pero recién este fin de semana comenzó a entender el idioma de Cervantes. Y aunque aún es tomado como un simple entretenimiento, modificará para siempre la relación entre los usuarios y sus móviles. Este modo de conectarse con el “conocimiento web” con el lenguaje natural de los humanos, modificará las búsquedas, los negocios y hasta el modo de informarse.
¿Qué es Siri? En principio, una especie de secretaria virtual en el teléfono, a la cual se le puede hacer consultas por voz o darle órdenes. Pero el gran avance con otros “asistentes por voz” es que hasta puede mantener una conversación sin esfuerzo, y retrucar con sentido del humor. Si se le pregunta, por ejemplo: “Qué hay que hacer para ser feliz”, puede responder: “No deberías preguntar esas cosas a tu asistente”. O si uno le da una orden a las tres de la madrugada Siri se pone en modo madre: “Deberías estar durmiendo a esta hora”.
Más allá de lo lúdico, el asistente virtual puede aliviar varias tareas rutinarias a las que somete la vida cotidiana. Ya no es necesario teclear y abrir el correo electrónico para saber si llegaron nuevos mensajes. A la frase “¿Tengo emails nuevos?”, él responderá “tienes tantos mensajes nuevos”, y mostrará los primeros por si se quiere empezar a leerlos.
También funciona como si fuera un buscador que aprovecha la geolocalización. A la humana manifestación “tengo hambre”, SIRI responderá ofreciendo la dirección de un puñado de restaurantes que estén en los alrededores. Si uno alega “dolor de cabeza”, informará cuáles son los centros médicos que hay por la zona.
SIRI también tiene gran eficacia en el envío de SMS, mensajes a Twitter, actualizaciones de Facebook o simples correos. A “Quiero mandar un mensaje a Fulano”, Siri preguntará qué mensaje se desea mandar, lo transcribe para su aprobación y pregunta “¿Envío este mensaje a Fulano?”. También agenda reuniones, anota los gastos o abre las aplicaciones. Basta decir “quiero tomar una foto” para que la aplicación “cámara” se abra, lista para capturar.
Aunque por cuestiones de importación los teléfonos de Apple no están llegando a la Argentina, los usuarios del New Ipad sí pueden disfrutarlo. Y hay versiones que imitan a Siri para los teléfonos con sistema Android. Con el tiempo, habrá que acostumbrarse a ver gente que interactúa con su smartphone de un modo extraño. Con el tiempo, los asistentes por voz serán populares en distintos móviles y tabletas, aunque por ahora parezca una excentricidad para pocos.
Cada tres o cuatro años, el espiral de conocimiento tecnológico brinda hallazgos que modifican la vida cotidiana aun de los que no están conectados. Google a fines de los 90, Facebook en 2004, Twitter en 2006, iPad en 2010… cada uno de esos “inventos” influyó la forma de trabajar, difundir, consumir e incluso de amar. Siri, y todos los imitadores que le comenzarán a pisar los talones antes de fin de año, volverán a cambiar el modo de relacionarse con todo, desde cómo interactuar con la web a cómo interactuar con la propia familia.
Ni siquiera hay que recalcar la importancia de estos asistentes por voz para usuarios con diferentes discapacidades. Pero el gran cambio que aportarán a los negocios, al consumo y al estilo de vida de los usuarios es difícil de imaginar. Sólo puede asegurarse que todo comenzó con Siri. Y sin siquiera tener que hacer clic. Basta la palabra.
CLARIN