Otra reelección para Chávez: venció a Capriles por 10 puntos

Posted on 8 octubre, 2012

0


Por Daniel Lozano
Como casi siempre pasa cuando no se trata de la Biblia, Goliat también le ganó a David en Venezuela. Hugo Chávez seguirá gobernando el país petrolero otros seis años, después de haber triunfado ayer con el 54,42% de los votos frente al 44,97% de su rival, Henrique Capriles, escrutado el 90% de los votos.
“Gracias a mi amado pueblo, viva Venezuela, viva Bolívar”, lanzó anoche el presidente. “Tengo un nudo en la garganta”, añadió, antes de saludar a sus seguidores desde el balcón del Palacio de Miraflores y felicitar a la oposición: “Vaya mi reconocimiento a quienes votaron en contra de nosotros”.
Además, dedicó la victoria a Néstor y Cristina Kirchner, y al presidente cubano, Raúl Castro.”Cristina, este triunfo también es de la Argentina”, dijo.
Fue el final de un largo día que tuvo a Venezuela y a toda la región con el aliento contenido. La ola de fervor popular creada alrededor de Capriles chocó finalmente contra el muro levantado por el oficialismo, que superó en 200.000 votos su techo histórico de 2006 para alcanzar un resultado de 7.444.082 votos.
La alta participación, por encima del 80%, no consiguió resquebrajar el tradicional apoyo que mantiene Chávez en las clases populares de su país. Un apoyo fortalecido con el gigantesco aparato ideológico y mediático creado por el chavismo en la última década y que ha contado con una chequera repleta de los petrodólares de la empresa Pdvsa.
También Capriles logró superar la mejor votación de la oposición, al llegar a los 6.151.544 votos. El ex gobernador de Miranda se consolidó al frente del antichavismo y tiene pronto otra oportunidad de consolidarse como abanderado presidencial para los próximos años. En diciembre se celebran las elecciones regionales, en las cuales puede seguir arañando votos al oficialismo. La gestión de los gobernadores chavistas es muy criticada en varios de los estados del país.
El calor de sus simpatizantes suavizó anoche el trago amargo a Capriles. Una larga ovación precedió sus palabras. El rival de Chávez, con gesto serio, pero muy entero, repitió que “para saber ganar hay que saber perder”. Reconoció los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) y desechó las habituales acusaciones de fraude de la oposición más radical
“El radicalismo ha hecho mucho daño a Venezuela, nosotros vamos a construir una sola Venezuela”, reflexionó el joven político, de sólo 40 años, en uno de los discursos más brillantes de su carrera política. Y un discurso que recita por primera vez, porque hasta ahora Capriles había vencido en todas sus batallas electorales.
“Lo que el pueblo diga es sagrado y lo que diga siempre tendrá respeto. Quiero agradecer el apoyo a los más de 6 millones de venezolanos. A los que sienten tristeza, iniciamos la construcción de un camino. Cuentan conmigo, estoy a su servicio. Seguiremos trabajando para construir ese camino que quieren los venezolanos”, anunció el ex gobernador de Miranda, que tuvo el suficiente ánimo para dirigirse también a los seguidores de Chávez: “Y quiero decirles a los otros venezolanos, que también cuentan conmigo. Soy un convencido de que este país puede estar mejor”.
Después llegó el turno de Chávez. Como siempre en las grandes ocasiones, el himno nacional, “Gloria al bravo pueblo”, abrió la intervención del candidato ganador en el Balcón del Pueblo frente a una multitud que celebraba alborozada los resultados con su grito de guerra: “¡Uh, ah, Chávez no se va!” Incluso un grupo de militares agitaba banderas en uno de los tejados del palacio.
El ganador abrió su discurso con el “reconocimiento a todo el pueblo venezolano” por la “altísima participación de más del 80%”.
Un saludo que precedió al “reconocimiento especial [a los perdedores] por su talante democrático y la demostración cívica, a pesar de que no están de acuerdo con la propuesta bolivariana”.
“Aunque estoy seguro de que cada día lo estarán más”, agregó.
Chávez sorprendió al felicitar a la dirigencia opositora: “Han reconocido la verdad, la victoria del pueblo. Para ellos nuestro reconocimiento. El candidato de la derecha acaba de reconocer la victoria, un paso muy importante para la construcción de la paz en Venezuela”, dijo.
El mandatario venezolano simbolizó el momento extendiendo sus “dos manos” y su “corazón”. “Porque somos hermanos en la Patria”, añadió con tono solemne.
“Los invito al diálogo y al trabajo” para mejorar “una de las mejores democracias del mundo”, insistió el presidente.
“Ha sido una victoria en toda la línea”, clamó el presidente. “Hemos ganado en 20 estados de la República, pero incluso podemos ganar dos más, hasta 22 de 24”, reveló, lo que incluso superaría sus expectativas iniciales.
Mientras Chávez respiraba profundamente aliviado en Miraflores, Capriles, “el candidato de la nada” como lo bautizó su rival, no dudó en “felicitar al presidente de la República”. Y fue más allá al pedirle que “lea con grandeza la expresión de nuestro pueblo”.
“Éste es un país con dos visiones y ser un buen presidente es trabajar por la unión de todos los venezolanos. Espero que entienda que casi la mitad del país no está de acuerdo con esta opción. Pido respeto, consideración y reconocimiento a esa la mitad del país”, añadió.
Tras las elecciones de hace seis años, Chávez sentenció política y judicialmente a su entonces rival, Manuel Rosales, exiliado pocos meses después para no caer encarcelado. Preguntado por LA NACION esta semana sobre si temía una situación parecida en caso de perder, Capriles respondió: “Ya estuvimos presos y afrontamos todos los juicios que nos abrieron y en todos salimos inocentes”.
“No los voy a dejar solos”, finalizó el candidato tricolor, cuya cruzada de siete meses sorprendió a todo el país y que en las últimas dos semanas hizo soñar a una parte del electorado. Muchos, pero no suficientes para derrotar a Hugo Chávez, que gracias a su cuarta victoria en unas elecciones presidenciales gobernará hasta 2019 para completar dos décadas de su todopoderoso gobierno.

Felicitaciones
Las felicitaciones de sus aliados políticos comenzaron a llegar a Caracas nada más conocerse los resultados. Incluso el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se ufanó de conocer el escrutinio antes de ser hecho público. Y la presidenta Cristina Kirchner anunció también que habló telefónicamente con Chávez para saludarlo.
“La victoria de Chávez es también la victoria de los pueblos de América latina que luchan con su dignidad, soberanía y destino propios”, celebró el presidente boliviano, Evo Morales. El presidente cubano, Raúl Castro, se sumó a los festejos. “En nombre del gobierno y del pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la revolución bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de América”, dijo.
Pese a las advertencias sobre la posibilidad de violencia, las elecciones se desarrollaron sin mayores incidentes en todo el país.
LA NACION