Las 10 revoluciones tecnológicas de Steve Jobs

Posted on 9 octubre, 2012

0


“Jobs se destaca como el símbolo definitivo de la inventiva, la imaginación y la innovación constantes. Estaba convencido de que la mejor forma de crear valores en el siglo XXI consistía en conectar creatividad y tecnología, así que construyó una compañía en la cual los saltos imaginativos se combinaban con impresionantes hazañas de ingeniería. Fue capaz, junto con sus compañeros de Apple, de pensar diferente”. Walter Isaacson se refirió así en su biografía publicada el año pasado al CEO de Apple, que con su visión y sus creaciones cambió radicalmente los desarrollos tecnológicos. Estas son las 10 revoluciones que Jobs aportó a la tecnología:
1. La compañía. La fundación de Apple fue una de sus mayores contribuciones al mundo de la tecnología. Apple comenzó en 1976 como una empresa de computación, pero Jobs supo que necesitaba ampliarse si quería convertirla en exitosa y rentable. Lo echaron en 1985, volvió en 1997 y esparció su ADN de diseño y creatividad entre sus creativos e ingenieros. Desde esa plataforma y aún durante el tiempo que estuvo fuera de la empresa, revolucionó varias industrias.
2. Computadora personal. Su primera gran invención, junto a otros creadores. Apple incorporó las interfases amigables, como el sistema de ventanas y el mouse, en el sistema Macintosh, cuya esencia fue tomada por Microsoft para Windows. Cuando fue echado, Jobs creó Next y desarrolló computadoras con un nuevo sistema operativo que en principio fracasó, pero luego fue tomado por Apple, cuando se reincorporó.
3.Cine de animación. Compró la parte de diseño gráfico de Lucasfilm y armó Pixar, competidora de Disney, que luego terminó comprándola e integrando a Jobs a su directorio. En 1995 difundió la primera película de animación realizada en forma completa con computadoras: Toy Story, que luego se convirtió en saga. Siguieron el mismo camino Monsters Inc., Buscando a Nemo, Wall-E, Cars.
4. Música. Jobs vio una oportunidad en los contenidos digitales y centró ahí todos sus esfuerzos. El lanzamiento de iPod y la tienda iTunes cambiaron el modelo de negocio y la forma de distribución de los discos. La facilidad de manejo de iTunes, una creación revolucionaria, provocó que las ventas de CD cayeran en picada. El iPod modificó para siempre la forma en que se distribuye música.
5. Telefonía. El iPhone, que tuvo su primera versión en 2007, fue otro producto revolucionario, que sentó la base de la industria de los celulares inteligentes. Fue todo un desafío de Jobs, al adentrarse en un mercado con firmas tan consolidadas como Motorola, Nokia o Samsung. Si bien Apple no fue el precursor de los dispositivos móviles con pantalla táctil, sobresalió por hacer llegar un producto de estas características al mercado masivo e impulsó a otras compañías, como Google, a zambullirse en el mercado. Hoy en día, hay decenas de móviles que adoptan el diseño “candybar” de iPhone.
6. Las tabletas. Con el iPad, que se ubica a mitad de camino entre un smartphone grande y una pequeña computadora pequeña, generó una nueva categoría de productos del mundo informático que está cambiando la forma en que la gente consume contenidos en Internet. Ahora todos los fabricantes de celulares y PC desarrollan productos similares.
7. El boom de las app. Steve Jobs volvió a ver una oportunidad de negocio en el software, pero en este caso apuntando al entorno móvil y sin soporte físico, en descarga directa. Desde 2008, cientos de miles de apps se han descargado del App Store que él creó y decenas de empresas han replicado el modelo, creando su propio “store” virtual para mantenerse en el negocio. Además, abrió el camino para un nuevo mercado de contenido digital basado en las aplicaciones en lugar de referenciarse en los sitios web.
8. El hardware supera al software. Contra el pensamiento general que el software aportaría mejores beneficios que el hardware, Apple ha conseguido superar a Microsoft en múltiples aspectos, por el desarrollo logrado en equipos. Aunque las mejores contribuciones de Jobs giran en torno al hardware, el Mac OS X, el sistema operativo para computadoras personales de Apple, construido sobre la base de NeXTSTEP, el sistema operativo utilizado en la compañía NeXT de Jobs, se ha convertido en una de las plataformas de software más estables que se conocen. Puede considerarse además una “fuente de inspiración” para las últimas versiones de Windows.
9. Identificación con la marca. Jobs siempre se encargó de marcar a los clientes lo que querían, incluso cuando no lo habían visto antes. Un ejemplo es el iPad. “La gente suele no saber lo que quiere hasta que lo tiene al frente”, dijo a BusinessWeek en 1998. Más que vender sus productos como series distintas sin características en común, demostró que vender la idea era más fuerte. Desde los reproductores de música hasta los más avanzados sistemas de edición de video de Apple están pensados para interactuar entre sí. Muchos analistas coinciden en que Jobs supo comprometer así a los consumidores con un sentimiento de vínculo con la marca. No son sus productos lo que desean obtener, sino lo que representan. La gente quiere identificarse con ellos.
10. El diseño como elemento diferencial. Al utilizar el diseño para diferenciar sus productos, Jobs mostró al resto de la industria que el atractivo estético es importante para captar clientes particulares y empresas de valor.
CLARIN

Posted in: Argentina