Salud Mental: “La depresión es una crisis global”

Posted on 10 octubre, 2012

0


Cada 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental. La depresión fue el tema elegido por la comunidad internacional para la campaña de 2012.

La Organización Mundial de la Salud considera que para 2020 la depresión será la segunda causa de incapacidad, y, para 2030, la principal responsable de carga de enfermedad en el mundo. La depresión es un trastorno mental muy común que puede tener consecuencias severas aunque también es importante destacar que puede ser tratada con éxito. Se estima que actualmente hay 350 millones de personas afectadas a nivel mundial, y esta cifra alarmante es un llamado de atención para comenzar a prevenir esta enfermedad global no transmisible que puede llegar a convertirse en epidemia.
Desde 1992, el 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, abordando cada año una temática diferente que logre aglutinar los esfuerzos de la comunidad internacional. En 2012, el tema elegido fue “La depresión: una crisis global”, y la obra social OSPAT se suma a esta campaña difundiendo información que pueda resultar de utilidad para reconocer este problema y comenzar a tratarlo.

Signos de alerta
La depresión no es solo una sensación de tristeza o de desánimo, es una enfermedad, como la diabetes o la hipertensión. Las personas que padecen de depresión tienen ciertos síntomas característicos que los afectan casi todos los días, por lo menos por un período de dos semanas. De estos síntomas, los más característicos son la pérdida de interés o placer por las cosas que antes disfrutaba, sentimiento de culpa o baja autoestima, alteraciones del sueño y el apetito, dificultad para concentrarse, sensación de cansancio y falta de energía. A menudo, la depresión también presenta síntomas de ansiedad, y estos trastornos, que pueden volverse crónicos o recurrentes, disminuyen la capacidad de las personas para llevar a cabo sus tareas diarias. En casos severos, la depresión también puede llevar al suicidio.
Sin tratamiento, los síntomas de la depresión pueden durar semanas, meses, o años. Por ello, es fundamental estar alerta a los síntomas y pedir ayuda. Esta enfermedad progresa cada día afectando los pensamientos, sentimientos, comportamientos y la salud física. Es importante destacar que la depresión no es culpa de la persona que la padece, como tampoco es una debilidad de la personalidad: es una enfermedad medico-psicológica muy frecuente que puede afectar a cualquier persona sin importar su edad.

Tratamiento
La depresión es un trastorno que puede ser diagnosticado y tratado en forma confiable. La mejor opción de tratamiento consiste en apoyo psicosocial combinado con medicación antidepresiva o psicoterapia.
La depresión suele traer agotamiento, especialmente si es crónica o recurrente, y hace que la persona se sienta sobrepasada e indefensa. Estos sentimientos pueden dar ganas de darse por vencido, pero reconocer que estos pensamientos negativos son parte de la depresión es el primer paso hacia la recuperación. Es importante que la persona con depresión se cuide a sí misma durante el tratamiento; esto puede ser muy difícil al principio, antes de que el tratamiento comience a actuar.
Los miembros de la familia y amigos de las personas con depresión pueden ser de gran ayuda. Además, hay organizaciones de salud mental, grupos de apoyo a familiares, y muchos profesionales de la salud mental listos para ayudar a aquellos que lo necesitan.

Cuidándose a si mismo
La depresión es real. Es importante que se reconozca esto y se tome la enfermedad en serio. La depresión puede volver difícil aun lo más simple de cada día, pero hay algunas cosas que se pueden hacer para acompañar el tratamiento y sentirse mejor, aunque sea en forma leve.
 Haga algo de ejercicio diariamente. El ejercicio es bueno para la salud mental y física. Establecer una rutina regular de ejercicio ayudará a mantener un peso saludable y reducirá el nivel de estrés, lo cual es importante para quienes sufren de depresión.
 Intente alimentarse en forma balanceada todos los días. Una dieta saludable que incluya granos integrales, fruta y verduras frescas, proteína, y poca grasa, ayudará a mantener la salud.
 Hay muchas técnicas de relajación para disminuir el estrés, como la meditación y la respiración profunda, que también son de ayuda en la depresión y están ampliamente disponibles en todo el mundo, siendo además de bajo costo.
 Mantenga hábitos saludables de sueño. Tenga una rutina que garantice suficiente sueño, que no sea tampoco excesivo.
 Dialogue en forma abierta con los miembros de su familia y seres queridos para tenerlos al tanto de lo que está pasando en su vida, a fin de facilitar la relación y obtener apoyo.
 Limite o abandone el consumo o abuso de alcohol y sustancias psicoactivas. Pueden empeorar sus síntomas o interferir con la medicación.
 Tenga una rutina diaria. Organizar y planificar su día le ayudará a manejar sus tareas. Use una agenda y un calendario mensual.

Lo qué la familia puede hacer para ayudar
 Considere la depresión como una enfermedad. Es tan real y tan invalidante como la cardiopatía o una neumonía, pero recuerde que es también una enfermedad muy tratable.
 Pase tiempo con la persona si ella lo necesita o lo desea.
 Evite hablar solamente de la depresión y de sus síntomas. Hable de otras personas, del tiempo, de deportes o de las noticias. Si la persona deprimida quiere hablar de su depresión, déjela.
 Pídale a la persona deprimida que ayude con las tareas que están dentro de sus capacidades y que le permitan sentirse útil.
 Acompañe a la persona deprimida a hacer ejercicios sencillos, caminar por ejemplo.
 Deje a la persona deprimida estar sola si lo desea, a menos que usted crea que puede intentar quitarse la vida.
 No responda a la irritabilidad con mal genio o discusiones.
 Siga con su propia vida. Estará en mejores condiciones para ayudar si permanece física y emocionalmente saludable.
 Converse con otros que puedan ayudarle a hacer frente a esta situación: amigos, familia o un terapeuta. Así como las personas deprimidas necesitan hablar de sus sentimientos, los familiares necesitan hablar de los problemas de vivir con alguien que está deprimido.
 No se sorprenda o se desaliente ante los contratiempos. Habrá días buenos y días malos a lo largo de la recuperación, así como los hay en la recuperación de cualquier otra enfermedad grave.

Ley de Salud Mental
En conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental también cabe destacar el avance que ha tenido la Argentina en esta materia. En noviembre de 2010, el Senado de la Nación aprobó la Ley de Salud Mental, que reconoce la autonomía de las personas con padecimiento mental y su capacidad para decidir sobre lo que desean, además de recomendar la internación como un recurso terapéutico a utilizarse sólo en situaciones excepcionales y en hospitales generales. En esta misma línea, desalienta las internaciones indefinidas y prohíbe la creación de nuevas instituciones psiquiátricas con características de asilo. La norma también promueve el trabajo interdisciplinario de los equipos de salud y establece que el diez por ciento del presupuesto de la cartera del área deberá destinarse a la salud mental.
PRENSA UTTA OSPAT

Material elaborado en base a información publicada por la World Federation for Mental Health.

Posted in: Temas de Salud