El mayor espectáculo automovilístico que llegó al callejero de Santa Fe disputará 21hs la primera de sus dos competencias

Posted on 13 octubre, 2012

0


Por Daniel Monticelli
Después de vivir ayer una jornada inolvidable, con golpes de escena y también literales, donde las 24 máquinas del Súper TC 2000, estos flamantes autos de máxima potencia (430 CV, de 2,7 litros de cilindrada), giraron por primera vez en nuestro callejero santafesino y mostraron toda su magnificencia, para hoy ya tomaba otros visos más significativos y ambiciosos. Es que desde las 15.30 y en 3 grupos B, A y C, cada piloto buscaba sus mejores dos vueltas. El mejor tiempo de un máximo de seis, servía para determinar cuál será el lugar que le toque largar en la grilla de partida de la carrera nocturna que se iniciará a las 21, sobre 22 giros al trazado ciudadano que tiene una extensión de 3.020 metros. Mientras que el segundo mejor registro le servirá para ver dónde largará en la competencia del domingo a las 13.15.
Por supuesto que hoy desde las 12 había un variado “menú” de entrenamientos y clasificaciones, además del Súper TC 2000, para las categorías soportes, como el TC 2000 (estos son vehículos de 4 cilindros, los cuales hasta el año pasado eran la vedette del festival), la Fórmula Renault 2.0 y la Fiat Punto Abarth.
La programación para mañana nos anticipa que a las 9.30 se pondrá en marcha la carrera final del TC 2000, a 17 vueltas. Aquí el campeonato lo tiene como líder al cordobés Franco Girolami, con 156 puntos, escoltado por Ignacio Julián, con 136 y Federico Ensslin, con 83 unidades.
Desde las 10.15 y como algo extraordinario para la divisional, se efectuará una prueba de “Tanques llenos” para el Súper TC 2000, donde los pilotos, ingenieros y técnicos de cada escudería, evaluarán cómo están los autos después de girar con una condición de pista, seguramente muy distinta a la noche (obvio, con mucho mayor temperatura ambiente y de piso), y más engomada que los días precedentes.
A las 10.50 se pondrá en marcha la monomarca Fiat Punto Abarth, a 17 vueltas. En esta categoría, que trajo al trazado citadino de Santa Fe 26 autos, se destacan varios empresarios de diversos rubros, como el presidente de Fiat Auto Argentina, Cristiano Rattazzi, y el ex futbolista Bruno Marioni (el cuñado de Leonel Pernía -jugó en varios clubes de Argentina y del exterior-), entre tantos. Aquí también compiten los santafesinos Luis Alberto Druetta —lo hizo en el Parque Sur 2006 y 2007 y en el actual 2008 y 2009, inclusive—, Federico De Pauli, un protagonista excluyente de la divisional, y desde Río IV se incorporó el rafaelino Rubén Valsagna. En el certamen, Federico Braga es el puntero, con 135,50 puntos; 2° González Llamazare, con 111 y 3° Cristian Romero,con 97 unidades.
A las 11.50 comenzará la carrera de la Fórmula Renault 2.0, sobre 20 vueltas. En este caso, 23 máquinas conforman el parque de máquinas que llegó a la ciudad. Aquí nos representa el jovencito Manuel Luque, quien corre uno de los autos del Litoral Group. también lo hacen de esta zona del país, Alejandro Wagner y Franco Geminiani, entre otros. El torneo está liderado por el puntano Carlos Merlo, quien acumuló hasta aquí 104 puntos; 2° Gianfranco Collino, con 93; 3° Julián Santero, con 73; 4° Nicolás Cotignola, con 63 y 5° Marcos Muchiut, con 61 puntos.
Cerrando el organigrama del domingo, a las 13.15 arrancará la segunda y última carrera del Súper TC 2000. Serán 24 vueltas, para totalizar 72,480 km de recorrido total.

Era así, nomás
Cuando ayer pasadas las 17 comenzaron a “tronar” los autos del Súper TC 2000 en su primer contacto con la pista santafesina, la fisonomía y el ruido ambiente que envolvía la zona de las avenidas Alem y 27 de febrero, era una auténtica sinfonía de los V8 que se ponían todos juntos de acuerdo para sonar al unísono. Eso sí que como dice el colega Jorge Legnani, “tiembla el pavimento de Santa Fe” cada vez que los 430 “burros” de los motores británicos R.P. E. (Radical Performance Enginees) bajaban al piso vía tracción delantera de los autos.
Primer golpe de escena, el motor del Chevrolet Cruze de Agustín Canapino cantó el “no va más” (¿algo se rompió del árbol de levas?) y allí comenzó una febril tarea por parte de todo el equipo Chevrolet YPF, capitaneados por Venturi, para dejarlo en condiciones para las tandas de la noche. Eso sí, al cambiar por motor, por reglamento deberá lastrar en el Cruze, nada menos que 10 kg. A todo esto, Emiliano Spataro se quedaba con el mejor tiempo. A bordo del Renault Fluence, establecía un registro de 1 minuto 15 segundos 603 milésimas. Escoltado por su coequiper Guillermo Ortelli, a tan sólo 397/1.000, el Chevrolet de Ledesma, a 454 mil, el “Bebu” Girolami, con el Peugeot 408, a 508/1.000. Completaban los diez: Mariano Altuna (Renault Fluence); el santafesino Facundo Ardusso (Peugeot 408); Leonel Pernía (Renault Fluence); Gabriel Ponce de León (Honda Civic), hasta allí todos encerrados dentro del segundo de diferencia y Mariano Werner era décimo con el Toyota Corolla.
A todo esto, Risatti, que tenía problemas con la hidráulica y un principio de incendio, se pegó sin consecuencias contra los paredones. Pero después llegó el gran susto: un golpazo de Matías Rossi con el otro Toyota Corolla, en la denominada “curva del Coto” de lado externo.

“Pecho” nocturno
En la primera salida con luz artificial (excelente iluminación, mejoró muchísimo con respecto a la edición pasada), parecía que el chaqueño Matías Muñoz Marchesi se quedaba con el mejor tiempo, pero en la tanda en que le tocó salir a José María López (Ford Focus del PSG16), bajó decididamente el minuto 15 segundos (1.14.546), para quedarse con lo más veloz de la noche de la cordial.
Bueno lo de Ledesma, que viene en alza con el Cruze (a pesar de que en el ensayo diurno le pegó a uno de los muretes y se rompió una goma), también lo de Néstor Girolami (Peugeot 408) y lo de Mariano Werner (con Corolla). Al igual que Spataro (Fluence), Canapino (Chevrolet), Altuna (Fluence), Pernía (Fluence), Muñoz Marchesi (P. 408) y Ponce de León (Honda). A todo esto, a Ortelli se le rompía la bomba de combustible y era traído por una grúa hasta boxes. De esa forma se vivía un día espectacular de sol y a pura adrenalina en el circuito urbano de esta capital de la cerveza y del alfajor santafesino.
EL LITORAL

Posted in: Argentina