Ahora el lujo también anda en bicicleta

Posted on 14 octubre, 2012

0


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Fernando Massa
Quién se hubiera imaginado que por 2500 dólares alguien podría tener una Ferrari en el garaje de su casa. Y ahí, estacionada al lado, para algún otro miembro de la familia, tal vez una Porsche. Aunque ésa le saldría un poco más cara: la podría conseguir por poco menos de 5000 euros. Sí, aunque usted no lo crea es posible: es que así como estas dos compañías de autos de lujo varias más se han sumado a la movida de fabricar bicicletas.
¿Marcar tendencia? ¿Posicionamiento de marcas? ¿Movida saludable y conciencia ecológica? Pablo Sánchez Liste, director de Comunicación de Peugeot Argentina, compañía automotriz pionera en esto de fabricar bicicletas desde fines del siglo XIX, dice que esta tendencia tiene que ver con la explosión de la demanda de bicicletas a nivel mundial, tanto para el uso como medio de transporte como para el recreativo.
“Lo más relevante es que la bicicleta se ha vuelto una opción de movilidad dentro de las ciudades -apunta-. Y para las marcas de lujo existen dos razones concretas: en primer lugar, al crecer hoy tanto el mercado hay diferentes segmentos y clientes dispuestos a pagarlo; en segundo lugar, las automotrices han entrado en una nueva era en la que deben ofrecer soluciones de movilidad que tienen que tener en cuenta el medio ambiente y la sustentabilidad.”
Para conseguir las Porsche, por ejemplo, hay que viajar a Europa. Porsche Argentina no las vende ni las importa, por una simple cuestión de estrategia comercial. Algunas características: cuadro liviano de carbono, componentes ergonométricos también de carbono, freno a disco hidráulicos y un peso de alrededor de 9 kilos. Y viene en tres medidas: small, medium y large. Sí, como la ropa. Y si alguien se da una vuelta por una concesionaria, allá en Alemania puede darse el gusto de acordar un test drive .
Para crear los modelos CF8 y CF9, Ferrari se unió a una reconocida fabricante de bicicleta, la marca Colnago. La CF9 vendría a ser el modelo para todos los días, y la CF8, la versión de lujo. De hecho, cuesta cuatro veces más.
BMW también tiene las suyas. Y en la edición 2012 hay para todos los gustos: la Touring a US$ 1179, la Mountainbike Cross Country a US$ 3933, la Mountainbike Enduro a US$ 4458, la Carbon Racer a US$ a 3606 y la especial para niños, un tanto más accesible, a US$ 340. Mercedes-Benz no se quiso quedar atrás y se sumó con una edición limitada de una bicicleta de competición. Y hasta Mini Cooper tiene la suya: tan compacta que puede entrar en el baúl del auto.
Marcas como McLaren y Maserati también han mostrado sus prototipos de biciletas en salones de autos europeos, pero conocedores del rubro se refieran a ellas más como prototipos que como bicicletas. De hecho, coinciden en que cuando son tan sofisticadas tienen un objetivo más cercano a marcar tendencia que a una posible venta masiva.
Las que sí se pueden conseguir en la Argentina son las bicicletas Ford, que son ensambladas en el país y cuestan 3190 pesos. Hay tres modelos en el mercado con cuadro de aluminio, de 21 y 24 velocidades, todo Shimano: La Ford Ecosport 21, la Ecosport 24 Disc y la Ecosport 24.
Y las que a fines de 2013 prometen ser las únicas bicicletas fabricadas por compañías de autos hechas en la Argentina son las Peugeot. “Vemos que es un mercado interesante -dice Pablo Sánchez Liste- y el proyecto para fines del próximo año es fabricarlas y venderlas en el país.”
Para los que anhelan las bicicletas de lujo, por el momento, tendrán que conformarse con alguno de los autos de alta gama que estén en el mercado.
LA NACION